El tatuaje que se volvió viral tras lograr un ascenso