Primera Nacional | TIGRE

No pudo ser

El Matador contó con alguna chance clara para abrir el marcador, pero pagó caro dos embestidas de Racing y perdió por 2-0 la final del Trofeo de Campeones.

Publicada: 14/12/2019 21:59:23

Lecturas: 2273

El comienzo del partido tuvo a un Tigre con la intención de ir a buscar el triunfo desde el minuto cero, utilizando a pelota parada como arma principal y defensivamente replegándose de buena manera. Pese a eso, la primera clara fue para Racing. A los 6’, tras un córner de Walter Montoya, el defensor Alejandro Donatti se elevó y cabeceó de gran manera, pero Gonzalo Marinelli terminó despejando hacia un costado. Un par de minutos después, el conjunto de Victoria respondió rápido con un tiro de Emanuel Denning que se terminó yendo por arriba del travesaño.

Transcurrieron los minutos y la Academia fue acomodándose en el campo de juego, logrando monopolizar el balón pero sin poder quebrar la última línea del Matador. Promediando los 18’, los dirigidos por Néstor Gorosito tendrían la primera gran chance de abrir el marcador de la mano de Ezequiel Rodríguez, quien luego de un tiro de esquina y posteriormente a un rebote, la pelota le quedó de sobrepique y sacó un potente disparo que se fue desviado arriba del ángulo superior defendido por Gabriel Arias.

Llegando a 30’ el partido se rompería. En una desconcentración de Tigre, Montoya se escapó por la banda derecha tras una habilitación de Jonathan Cristaldo, quedó mano a mano con Marinelli y en el momento justo, le cedió la pelota a Matías Rojas, que con el arco libre, empujó la pelota y puso el 1-0 momentáneo.

Los minutos siguientes se tornaron de mucha fricción. Cuando el primer tiempo parecía que se moría con un solo gol, vendría otro cachetazo para el Matador. En una fórmula similar al primer gol, Montoya nuevamente habilitó al paraguayo Rojas que quedó mano a mano otra vez con el arco vacío y empujó el esférico para el 2-0, resultado con el cual cerraría la parte inicial.

El complemento tuvo al elenco de Victoria, mediante la pelota parada nuevamente, buscando el gol que le diera vida en el encuentro desde el comienzo mismo. En contrapartida, la primera importante del segundo tiempo fue para los del Eduardo Coudet, antes de los 5’, con una posibilidad que desperdició Cristaldo. Transcurrieron los minutos y los dos sentían el peso de los minutos y el cansancio se hacía notar con algunas infracciones a destiempo por parte de los titulares.

Cerca de la mitad del segundo tiempo, el técnico del Matador, Pipo Gorosito, con el ingreso del histórico Chino Luna, trató de darle más peso ofensivo a su equipo que se encontraba con un partido más cuesta arriba, frente a un Racing peligrosamente empezaba a meterse cada vez más atrás. En los siguientes minutos, Tigre, con jugadas a balón detenido, logró inquietar al conjunto de Avellaneda. Sin embargo, la posibilidad de que los de Victoria llegaran a acercarse en el marcador parecía truncarse con la expulsión de Sebastián Prediger.

Tras la expulsión del mediocampista, Racing estaba a la espera de un error de su rival para terminar de sellar el partido. Los minutos finales, tuvieron al Matador hasta lo último en búsqueda de un gol que lo acerque en el marcador, pero no tuvieron la posibilidad de descontar. Finalmente el descuento no llegó y el equipo de Avellaneda logró su segundo título en el año.

Pese a haber perdido la final, los de Victoria cierran un año con buenas y malas, con un descenso a la Primera Nacional, división que le ha costado desde el arranque y también logrando conquistar la Copa de la Supeliga, primer título en la historia del equipo de Victoria.

Enzo Velazques

comentarios

notasrelacionadas

notasanteriores

másleídas