Primera Nacional | TIGRE

Matador hay uno solo: está en Victoria y fue campeón

Tigre cumple 118 años y puede celebrar su cumpleaños a lo grande: con una estrella bordada en su escudo, participando en la Libertadores y con el sueño de volver a Primera.

Publicada: 03/08/2020 00:06:33

Lecturas: 1414

La historia del Matador comenzó en el año 1902 cuando un grupo de 12 jóvenes encabezados por José Dellagiovanna, nombre que lleva el actual estadio, se reunieron en Boulevard Cazón al 1100 y decidieron fundar el Club Atlético Juventud del Tigre, para el desarrollo de actividades deportivas.



En 1935, se adquirieron los terrenos de la calle Guido Spano, donde hoy se erige el Estadio José Dellagiovanna y su fundación se dio el 20 de septiembre del año próximo, en un amistoso frente a Boca Juniors. A la semana siguiente, se jugó el primer encuentro oficial en una derrota frente a Independiente por 1 a 0.

El José Dellagiovanna hoy




2006: la vuelta a Primera

En el Matador había asumido Diego Cagna, luego de que Ricardo Caruso Lombardi ascendiera al equipo a la B Nacional. No tuvo un arranque prometedor, pero logró plasmar todo su conocimiento y consiguió del equipo el juego que pretendía. Tanto fue así que estuvo 13 partidos sin perder durante el campeonato.

Quedando 5to en la general, Tigre accedió al Reducido que lo depositaría más tarde en Primera División, al ganarle 1-0 y 2-1 a Nueva Chicago en la final, en dos partidos que quedaron para la historia.



Esa racha ganadora continuaría hasta el año 2008, donde Tigre accedió al triangular final para definir al campeón del Apertura 2008. En un desempate algo polémico, el Matador se quedó en las puertas del título, luego de perder con San Lorenzo y ganarle a Boca el partido final. Tan solo un gol le daba el campeonato pero no pudo ser. Aquel equipo, con Martín Morel, Leandro Lázzaro y Diego Castaño a la cabeza también está en la memoria de todos.

Luego de mantenerse en Primera División en 2012, en un sprint final histórico (le descontó 40 puntos a Banfield y 18 a San Lorenzo en 38 fechas), llegó el turno de disputar la Copa Sudamericana por haber terminado como subcampeón, ya con Néstor Gorosito al mando del equipo.

En una final escandalosa y polémica, el Matador quedó en las puertas de la gloria, luego de perder con San Pablo 2-0 la vuelta. Hubo graves disturbios con la policia en el entretiempo y el árbitro Enrique Osses decidió dar por terminado el partido.



Pero la tan ansiada estrella por fin llegaría en 2019. Luego de haber descendido en la Superliga, el Matador tenía la chance de jugar la Copa de la Superliga, que otorgaba un cupo a la Copa Libertadores y otro a la Sudamericana. Contrario a todos los pronósticos, el equipo de Gorosito avanzó fase tras fase, pasando por encima a cada rival que tuvo enfrente. Un equipo voraz, inteligente y lleno de pasión.



Marinelli; Pérez Acuña, Alcoba, Moiraghi, Colazo; Menossi, Prédiger, Montillo, Morales; Janson y Fede González son los 11 apellidos, sumados a los del resto del plantel, que el hincha Matador jamás va a olvidar. Un equipo que quedará para siempre en las páginas más doradas de su historia.

Una historia que tiene alegrías y tristezas, pero que después de tantos años difíciles trajo su merecida recompensa: el título oficial y la estrella dorada que resplandece en su escudo.

Luciano García

comentarios

notasrelacionadas

notasanteriores

másleídas