Primera B | FLANDRIA

“Fue uno de los goles que más grité”

Sergio Rondina pasó por muchos clubes y en uno en los que dejó su huella fue en Flandria. Y él mismo revivió aquella última fecha que lo salvó del descenso con el gol de Cigno

Publicada: 05/05/2020 22:33:18

Lecturas: 1693

Decir Flandria, Sergio Rondina y Fernando Cigno en la misma oración le genera una sonrisa, o al menos una mueca, a todo aquel que recuerde, haya disfrutado y tenga presente aquella tarde en la que el Canario se salvó del descenso frente a Barracas Central en el último minuto allá por mediados de 2012.

Y en esta ocasión el que recordó esos tiempos por Jáuregui fue el propio entrenador de Arsenal de Sarandí. En una charla con Solo Ascenso en Instagram Live, se refirió a su paso por el club, su experiencia anterior en Luján, el salto de categoría para su carrera y ese partido que lo metió en la memoria de todos los hinchas.

Precisamente, el Huevo habló de su paso por el clásico de Flandria y cómo lo tomó la gente: “Por suerte no me tocó dirigir ningún clásico. Era crecimiento para uno, yo dirigí un año y por más que nos fue bien, no estaba identificado. No hubo ningún tipo de reproche, pero siempre tenés un boludo que dice ‘dirigió acá o allá’, si me decís que uno es hincha y dirigió la contra te entiendo, pero lo mío es trabajo y en cada trabajo lo hice de la mejor manera”.

A su vez, se refirió al salto de categoría para dejar definitivamente la Primera C allá por el 2011. “Para nosotros era dirigir fútbol profesional por primera vez, entonces era un desafío muy grande y nos iba a permitir salir de la C después de cuatro años y afianzarnos en la B Metropolitana”, remarcó Rondina.

Y continuó: “Flandria estaba complicado, venía de jugar promoción o algo por el estilo, pero sí estaba complicado con el promedio y teníamos que ganar la última fecha para salvarnos por completo de todo”. Para colmo de males, revivía el karma de las finales: “Nos tocó Barracas Central que yo había perdido la final el torneo anterior (con Excursionistas) y era ganar o ganar, el empate no nos servía, nos mandaba a jugar la promoción. Así que fue un parto”.

“Hay imágenes que en el video no se ve del profe entrando adentro del arco y agarrando la pelota y tirándola a la tribuna, el festejo de la gente porque Flandria venía de pelearla mal”, agregó. Y entre risas, siguió: “Decís ‘otra vez se me cruza Barracas en el camino, loco como puede ser. Me cagó la vida el año pasado, no me la puede cagar la vida este año’.

Sin embargo, no todas fueron malas. “Por suerte el gol de Pecho (Cigno) fue un desahogo”, soltó el Huevo. Y cómo si no hubiera dudas, Rondinca concluyó: “Sin dudas fue uno de los goles que más grité. Era fundamental para nosotros, más allá de la buena campaña que habíamos hecho, no jugar la promoción. Era muy importante para nosotros como cuerpo técnico evitar esa promoción y dejar a Flandria en la B”.

EL GOL AGÓNICO DE CIGNO PARA LA PERMANENCIA:





LA ENTREVISTA COMPLETA AL HUEVO RONDINA:


Federico Meza

comentarios

notasrelacionadas

notasanteriores

másleídas