Primera Nacional | FERRO CARRIL OESTE

El día que Ferro se consagró campeón invicto

Un día como hoy, pero de 1982, Ferro alcanzaba la gloria por primera vez al ganarle 2-0 a Quilmes y coronarse de manera invicta en el Torneo Nacional.

Publicada: 27/06/2020 20:10:08

Lecturas: 1487

Cuando se habla de equipos históricos del fútbol argentino, es inevitable recordar al Ferro de 1982. Fue una máquina que marchó a la perfección durante todo el Nacional de ese año y que de la mano de Carlos Timoteo Griguol se consagró campeón de manera invicta. Hoy, a 38 años del título, Solo Ascenso recuerda la gran campaña del conjunto de Caballito.

Con nombres como Gerónimo Saccardi, Oscar Garré, Juan Domingo Rocchia, Héctor Cúper, Claudio Crocco, Alberto Márcico o Miguel Juárez (goleador del certamen con 22 goles), el Verdolaga formó un equipo de ensueño que quedó en la historia grande del fútbol argentino. Sus números en el torneo así lo reflejan. 16 victorias y seis empates al cabo de 22 partidos, con 50 goles a favor y apenas 13 en contra.

Ferro, que había estado muy cerca del título el año anterior, volvió a la carga en el Nacional de 1982 y primero ganó su zona de principio a fin, superando a grandes conjuntos como Independiente, Argentinos Juniors y Unión. Luego, en la fase final, eliminó a Independiente Rivadavia, a Talleres de Córdoba y a Quilmes en el partido decisivo.

El duelo de ida con el Cervecero había terminado en empate sin goles, pero en Caballito la historia fue diferente. El Verdolaga se impuso 2-0 con goles de Juárez y Rocchia y pudo gritar campeón por primera vez. Aquel día inolvidable, Oeste formó con: Basigalup; Gómez, Cúper, Rocchia, Garré; Arregui, Saccardi, Cañete; Crocco, Márcico y Juárez.

Fue la gloria máxima, el momento soñado durante toda la vida. Esa tarde del 27 de junio de 1982, Ferro tocó el cielo con las manos y se transformó en campeón invicto, algo que muy pocos pueden presumir. A 38 años de la coronación, sus hinchas todavía recuerdan con una sonrisa ese histórico equipo del Nacional ´82.

El partido de la consagración:

Solo Ascenso

comentarios

notasrelacionadas

notasanteriores

másleídas