Primera Nacional | VILLA DALMINE

El Viola no cambió demasiado y volvió a tropezar

Con Martín Piñeyro como técnico interino, Dálmine cayó por la mínima ante el Candombero en calidad de visitante. Javier Velázquez anoto el único tanto del choque.

Publicada: 25/04/2021 22:08:28

Lecturas: 652

+ Ficha del Partido

Con la elección de Marcelo Franchini como nuevo entrenador y sin victorias en el torneo, Villa Dálmine llegaba a la Isla Maciel luego de una semana complicada por la salida de Felipe de la Riva. En ese contexto, los 90 minutos no mostraron muchos cambios en el juego y solo uno en cuanto nombres: la salida de Ataliva Schweizer.

En la primera parte los de Campana se replegaron en busca de un contragolpe, algo que se frustró ya que ni Gagliardi ni Sosa contaron con la velocidad para superar a los centrales del Candombero. Por su parte, San Telmo manejó la pelota y generó las mejores situaciones, aunque no fueron muchas, pero sumó gente en ataque y dominó desde el manejo de Ramiro López y la habilidad de Ramírez. Además, el Violeta solo generó un tiro libre de German Díaz que Cáceres cabeceó desviado en el segundo palo.

En el complemento, el elenco de Campana pareció más decidido con la garra de Laureano Tello y el desequilibrio de Larrea. Con esas intenciones se aproximó con más peligro, pero Sosa cayó en off-side en las más claras. Los dirigidos por Frontini volvieron a manejar la pelota y con una gran jugada colectiva lo dejaron a Velázquez en el punto penal, para obligar a Bilbao a volar para evitar el gol. Finalmente, el desequilibrio llegó con un dudoso penal de Flores sobre Fernández que había ingresado minutos antes. Desde los 12 pasos Javier Velázquez cambió el penal por gol.

En resumen, Dálmine cosechó una nueva derrota porque volvió a mostrar deficiencias para generar situaciones de gol y en la desventaja solo fue desorden y desesperación. Luciano Vázquez se fue expulsado y el empate pudo llegar nuevamente por una pelota parada que Bersano no pudo embocar en el área chica, desviándola ancha sobre el caño derecho de Alan González.

Para finalizar, cabe destacar que en siete fechas el Viola no pudo ganar, pero además volvió a repetir la impotencia: falta de orden en la mitad de la cancha para recuperar el balón, pocas variantes ofensivas y respuestas anímicas para sobreponerse a la adversidad. Desde el lunes, Marcelo Franchini tendrá ocho días para que el Viola llegue al martes 4/5 ante el Dragón con otra cara que mire desde más cerca la victoria.

Germán Rebottaro

comentarios

notasrelacionadas

notasanteriores

másleídas