Primera Nacional | VILLA DALMINE

Dálmine: otro cachetazo y un laberinto sin salida

El conjunto de Campana volvió a perder y continúa la preocupación debido al flojo momento futbolístico. En la siguiente fecha viajará a Mendoza en busca de la recuperación.

Publicada: 18/07/2021 12:17:30

Lecturas: 1368

Otra tarde negra para los de Marcelo Franchini, que a pesar de un buen segundo tiempo volvieron a dormir en una pelota parada y se quedaron sin nada en Olavarría y Luna. Más allá del trámite del partido, los números no resisten mayor análisis: 12 puntos en 17 encuentros (una victoria, seis goles a favor, nueve empates y siete derrotas).

Salvo Larrea, ni Gagliardi, Sosa y Franzoni lograron gritar gol. Como no podía ser de otra manera, Barracas aprovecho este presente y ganó por la ineficacia de un Dálmine que no pudo anotar ni con la pelota a dos metros de la raya de gol con Monllor vencido. La primera parte había sido pareja, pero a esta altura ya era una anécdota.

En el análisis el gol del local merece un párrafo aparte, con dos minutos por jugar y un córner en contra nadie se percató de que Tapia habilitó a Colitto, que pudo enviar un centro desde el vértice del área grande para que Gonzalo Paz pueda abrir el marcador aprovechando la pelota parada. Al igual que Instituto se repetía la desgracia. Partidos calcados con los mismos protagonistas y las mismas decisiones no pueden vislumbrar distintos resultados. Con 17 cotejos en el horizonte, la incertidumbre supera cualquier esperanza.

En conclusión, al hincha poco le importan los detalles de una película de terror que termina en derrota o a lo sumo en empate. La crisis deportiva parece exceder lo que pasa en el rectángulo de juego: ¿Cuál es el plan para revertir la situación? ¿Son los juveniles que aparecieron en el banco más Martire y Cajes de titulares los que cambiarán el rumbo? ¿Felipe de la Riva que ya no está o Marcelo Franchini son los culpables? ¿Sánchez, Ataliva, Vázquez o Franco Flores ya fuera del plantel resolvieron el problema? ¿Falló la estrategia de la dirigencia en dos torneos sin descensos donde la idea era armar una base para el futuro?

Todos estos interrogantes aun no tienen interlocutor que los responda, ¿cuál es el plan para salir? Por ahora la llegada de Agüero y D´Angelo, más la vuelta de Francisco Nouet de Flandria, que no ocupará cupo por ser jugador del club, son los únicos analgésicos para un Viola que parece herido de gravedad y sangra cada sábado.

Para finalizar, el fútbol no entiende de treguas: el próximo sábado tendrá que viajar a Mendoza para enfrentar a Independiente Rivadavia. Solo siete días para cambiar el chip, demasiado poco responder tantas preguntas, el diagnóstico parece estar más allá de un resultado.

Germán Rebottaro

comentarios

notasrelacionadas

notasanteriores

másleídas