Primera Nacional | TRISTAN SUAREZ

Suárez arrancó dormido y volvió con las manos vacías

Este sábado el Lechero cayó 2-0 ante Gimnasia de Jujuy y volvió a cosechar dos derrotas consecutivas. Los goles fueron de Facundo Suárez y Francisco Gatti.

Publicada: 18/04/2021 00:13:33

Lecturas: 490

+ Ficha del Partido

Por la sexta fecha del torneo de la Primera Nacional, Tristán Suárez viajó a Jujuy para enfrentar al Lobo y así poder llevarse los puntos a Ezeiza. Sin embargo fue una tarde amarga para los dirigidos por Aníbal Biggeri, que siguen sin convertir y no logran obtener regularidad en el torneo.

Apenas comenzó el encuentro, Gimnasia se impuso en el marcador a los dos minutos por intermedio de Facundo Suárez: el futbolista del Lobo ejecutó una chilena que dejó sin respuestas a Rodrigo Lugo. Esto condicionó en cierta forma el partido debido al gol tempranero por parte del equipo local.

Con el correr de los minutos el Lechero salió a buscarlo e intentaba hacer conexiones entre Brian Miranda, Ezequiel Melillo y Enzo Arreguin, que tuvo un muy buen primer tiempo gracias a sus jugadas individuales y remates al arco defendido por Fernando Otarola. La visita generaba llegadas pero no era convincente a la hora de la definición.

En los primeros minutos del segundo tiempo parecía que el local entraba a sellar el triunfo, pero los de Aníbal Biggeri pudieron hacer un mejor juego y tuvieron llegadas más claras que en el primer capítulo. Mariano Bettini fue uno de los protagonistas de la tarde, ya que por las bandas generaba centros al área para que Alexis Domínguez intentara convertir.

El tiempo pasaba y el arco estaba cerrado para el equipo de Ezeiza, que sufrió las desatenciones sobre el final del encuentro. Y una de ellas culminó en una mano de Fabián Garay que culminó con un penal sancionado por el árbitro del cotejo, que posteriormente convirtió Francisco Gatti. Dos a cero y triunfo sellado en favor de los de Arnaldo Sialle.

De este modo se consumó una nueva caída del Lechero, que no realizó un mal partido pero pagó caro las desatenciones que supo aprovechar el rival. Por otro lado, cabe destacar que hubo grandes jugadas individuales y conexiones que no fueron ejecutadas con claridad por imprecisiones en los últimos metros. Ahora el Lechero deberá cambiar el chip y pensar en Instituto, rival del próximo sábado en Ezeiza.

Mónica Zayas

comentarios

notasrelacionadas

notasanteriores

másleídas