Primera Nacional | TEMPERLEY

“Estoy más estresado que cuando me toca jugar”

Federico Crivelli contó su realidad en medio del aislamiento social, en el que él se desempeña haciendo delivery de artículos de limpieza. “Estoy yendo y viniendo”, dijo.

Publicada: 15/05/2020 18:01:02

Lecturas: 528

Desde aquella entrevista que realizó con Solo Ascenso hace poco más de un mes, su vida pasó a ser más mediática que de costumbre. Y no precisamente por estar en los medios deportivos, ese es Federico Crivelli, quien hoy en plena cuarentena, se desempeña como delivery de artículos de limpieza junto en el emprendimiento de su suegro.

“Es algo de lo que estoy haciendo en el local con mi suegro que se agrandó un poquito. Estar yendo y viniendo con cosas y entretenerme un poco con cosas. Tuve unas semanas de bastantes notas tanto de radio como tele y estuvo bueno”, reconoció el 1 de Temperley. Y sobre las entrevistas que brindó, agregó entre risas: “Sirve un poco para la publicidad también del local”.

Y en Instagram Live siguió: “Gratis no hay nada en la vida (risas). Estamos ahí apoyando a la familia siempre”. Sobre su tarea, contó cómo lo desarrolla: “Es depende los días, es raro. A veces llama la gente, a veces no, es un poco de paciencia. Hay que entender que más allá que la limpieza es esencial está corta de plata porque muchos no tienen los ingresos que venían teniendo. Remándola como todos”.

A su vez, el arquero reconoció: “Estoy a full, más estresado que cuando me toca jugar. Es algo nuevo, es algo que estás aprendiendo, tenés información de todo tipo que es extraña para mí, entonces estamos poniendo y agilizando la cabeza en otro rubro”. Y a diferencia de muchos otros que aprovechan el tiempo libre, no es su caso.

“A la Play no jugué nunca, salvo un juego de tenis que me gustan, pero después el fútbol y eso no soy muy fanático. Y la cocina, a veces cocino porque esto tiene un tiempo, hay que estar con la familia también”, manifestó al respecto sobre lo que realiza por fuera de su actividad cotidiana.

Además, sobre como aprovecha esta cuestión de ir y venir con pedidos, sostuvo: “Despejar la cabeza, relajarte un poco. Puse mi teléfono y tengo 200 mil mensajes y no me escriben solamente por el delivery sino te ponen ‘eh soy hincha de Temperley’ y algunos te bardean también, no sé si hice muy bien en poner el teléfono”.

Y sobre las puteadas, Crivelli cerró entre risas por la situación particular que le toca vivir en la tarea. “Es parte del repartidor, pero no sé si a todos les pasa que los puteen algunos, salvo que les lleve mal el pedido, pero por el momento vengo bien. Me he olvidado algo, pero mínimo, poco margen de error”, concluyó.

LA ENTREVISTA COMPLETA:

Federico Meza

comentarios

notasrelacionadas

notasanteriores

másleídas