Primera Nacional | PLATENSE

“Fue un desahogo muy grande”

Jorge De Olivera habló mano a mano con Sólo Ascenso, y recordó el ascenso de 2018. Además, piensa que se deben jugar las nueve fechas que faltan del torneo de la Primera Nacio

Publicada: 02/05/2020 15:18:23

Lecturas: 1374

"Fue un desahogo muy grande. La verdad que fue un año de mucho sacrificio donde pasamos situaciones puntuales en las que en cada momento de exigencia lo supimos superar, y al ser un campeonato muy apretado y de hecho terminó en una superfinal, terminó siendo una alegría enorme. Fue el deseo cumplido de haber logrado lo que el club se había propuesto, tanto los dirigentes como los hinchas. Fue muy lindo haberlo hecho con el grupo humano que había como plantel", esas fueron las primeras sensaciones del arquero récord del Calamar.

A la hora de destacar las cualidades de ese plantel, afirmó: "Creo que éramos un grupo con mucha mentalidad, muy fuerte, que en cada situación límite la supo sacar adelante, un grupo de muy buenos jugadores, todos tirando para el mismo lado, cuando coincidís de esa manera en un grupo, las cosas terminan así, si la suerte también te acompaña. Fue una consecuencia de muchas cosas, del grupo humano, de la mentalidad, de las ganas de los dirigentes, del empuje de la gente, de un cuerpo técnico muy preparado, con mucha experiencia".

Una piedra importante en el camino, fue aquella derrota como local ante su principal rival, Estudiantes de Caseros. "No fue ni más ni menos que otro momento límite. Nos replanteamos muchas cosas después de esa derrota, internamente sabíamos que no definía nada, que quedaba mucho por delante, que iba a ser un partido muy importante pero que no definía nada, entonces desde ese lugar sabíamos que había tiempo para recuperarse. Después de esa derrota supimos hacernos fuerte, además seguimos siendo sólidos como equipo".

Antes de llegar a ese crucial encuentro en cancha de Lanús, había pasado una oportunidad ante Colegiales en Munro. "Fue un partido que sabíamos que iba a ser difícil, porque ellos iban a jugar por sus necesidades, a jugar por querer arruinarnos la fiesta y creo que fue así, pero también fue un día que a mi entender no se tenía que haber jugado el partido, había mucho agua y fue un partido muy difícil de jugarlo desde lo que nosotros podíamos proponer como equipo. Nosotros jugábamos muy bien de tres cuartos de cancha en adelante y ese día se hizo casi imposible, hasta tuvimos posibilidades de perderlo, pero gracias a Dios, pudimos cerrar un partido que estaba dentro de las matemáticas, donde si no ganábamos había que empatar, se dio así, y estábamos confiados en que íbamos a revertirlo".

En cuanto a cuando pensó en la posibilidad concreta de ganar el certamen, analizó: "Yo creo que una vez que conocí al grupo, descubrí la mentalidad con el correr de los partidos, después de haber pasado situaciones límites, como la derrota ante Estudiantes o la levantada ante Comunicaciones, ganarle a San Telmo, a San Carlos, fueron partidos que te van marcando que vas teniendo un grupo que era competitivo y que se iba a poner de frente a a cada circunstancia. Eso generaba una confianza extra, y sabíamos que nosotros entrábamos a la cancha y le ganábamos a cualquiera, pero esto es fútbol y los partidos hay que jugarlos".

A la hora de recordar otros duelos en el campeonato, eligió algunos muy particulares. "Hubo mucho partidos que fueron importantes, pero si vamos a lo último creo que el de Comunicaciones, haber levantado ese partido 0-3, en el fútbol de hoy tan competitivo y tan parejo, empatarlo no se da todos los días, el partido en San Carlos, una cancha muy difícil, donde sabíamos que dependíamos de ese resultado para a partir de ahí, si poder pensar en salir campeones".

Cuando Dida llegó al club, no la tenía nada fácil, dado que la vara de Ezequiel Mastrolía estaba muy alta, y al respecto comentó: "Nunca me puse a pensar en otros, siempre quise hacer lo mío, desde que llegué, aportarle al grupo desde mi lugar, mi experiencia, mis condiciones, y la verdad que nunca me importó lo que había pasado para atrás, no soy de estar mirando, ni especulando con respecto a otros jugadores. Yo fui feliz desde el primer día en el club".

Sobre que le parece lo más justo a la hora de definir la temporada de la Primera Nacional, aseguró: "Ojalá se puedan jugar las nueve fechas que quedan, creo que sería lo más justo para todos, tanto para los que reclaman el ascenso directo o un Reducido, creo que lo más justo es continuar las nueve fechas, hay que reclamar lo más justo para todos. Uno igualmente no toma las decisiones, pero soy una persona que siempre va a reclamar lo más justo".

Sabido es que los jugadores entrenan de manera individual en estos tiempos, y él mismo contó como lo lleva adelante. "Tratamos de hacer en su medida todo lo que el profesor nos manda, cada compañero tiene una situación distinta del lugar de trabajo, así que uno trata de adaptarse al lugar que tiene y a los ejercicios que manda el profe. Vivimos del físico, somos deportistas profesionales de alto rendimiento, y nuestro deber primordial es entrenar. Me cuesta creer todavía como no volvimos a entrenar con un protocolo de seguridad, porque nosotros vivimos de eso".

Cuando se lo consultó hasta cuando tiene pensado jugar, expresó: "No me puse todavía una fecha estimativa de cuando retirarme, voy día a día, semestre a semestre, estoy muy contento en el club, la idea mía es retirarme en el club, si las cosas se dan como uno quiere, ojalá que sea un tiempo más, porque la verdad es que estoy con muchas ganas, me siento bien".

Norberto Brotzmann

comentarios

notasrelacionadas

notasanteriores

másleídas