Primera Nacional | PLATENSE

Aniversario de gloria

Se cumplen dos años de aquella noche en cancha de Lanús, cuando el Calamar obtenía el torneo de la Primera B y por ende el ascenso a la segunda categoría con gol de Vizcarra.

Publicada: 02/05/2020 15:25:25

Lecturas: 1329

No fue para nada fácil el camino del Calamar que culminó con todo el éxito a su favor el 2 de mayo del 2018, cuando el centro de Juan Manuel Olivares y la cabeza de José Vizcarra le daban el campeonato y asenso al equipo de Fernando Ruiz en la cancha de Lanús.

Fue un certamen donde el andar del equipo fue un tanto irregular por momentos como esa primera mitad, donde se destacaron los triunfos ante Defensores de Belgrano, Acassuo, Fénix o Tristán suárez de visitante, pero también preocuparon las derrotas frente a UAI Urquiza como local, Estudiantes de Caseros o Barracas Central, donde se rumoreó la posible salida del entrenador.

Ese fue el instante donde se puede marcar como el primer quiebre a favor del grupo, ya que después de esa derrota, y con el equipo jugando mal, la situación cambió muchísimo, y a partir de ahí, el elenco del Cabezón Ruiz hilvanó siete triunfos al hilo, esa actuación ante el Guapo, donde pareció tocar fondo el equipo, terminó por ser un punto de inflexión, en el que el Marrón torció de manera pronunciada su rumbo (a favor, claro está).

Fue Acassuso quien le paró la mano a esa andanada de triunfos, y a partir de esa fecha, el rendimiento entró en una especie de meseta. Pasaron algunas fechas hasta que llegó la 27, en la que Tense recibió a quien ya se sabía que era su rival, el Estudiantes de Caseros comandado por alguien que había pasado hacía poco por el club, Juan Carlos Kopriva, quien con un planteo realmente muy defensivo, encontró agua en las piedras a cinco minutos del final, gracias a un cabezazo de un actual calamar como lo es Gastón Suso, y los problemas post partido ya conocidos en el playón del club.

Lejos de entregarse, el equipo viajó a Berisso y se trajo los tres puntos cuando venció a San Carlos (de oro en ese momento), y dejó bien en claro, que no estaba muerto quien peleaba. A pesar de no haber ganado en Agronomía, la levantada ante Comunicaciones de 0-3 a 3-3, dejó la sensación que ese conjunto tenía una mística especial, que en el mediano plazo iba a quedar certificado.

A la fecha siguiente, derrotó como local a Barracas Central casi sobre la hora, y casi en el mismo instante, Defensores de Belgrano le ganaba a Estudiantes, parecía realmente un sueño esa noche, donde el Barba daba señales concretas de lo que iba a venir. En la penúltima fecha, Platense goleó a Talleres RdE por 3-0, y llegó a la última jornada dos puntos arriba del Pincha, pero claro, debía visitar a Colegiales en Munro como el escollo final.

Eso sucedió un sábado por la mañana, que amaneció con una amenaza grave de lluvias. Cuando todavía no habían hecho el calentamiento previo los jugadores, esa amenaza se convirtió en una tormenta que dejó el terreno de juego a la miseria, tanto que los presentes se preguntaban si el partido se iba a jugar. Lo cierto es que el duelo se disputó, y realmente fue complicado jugar, fue 0-0, (Jorge De olivera tapó una pelota clave a pocos minutos del final), pero el triunfo en Caseros de Estudiantes, obligó a ese desempate, que se disputó en Lanús.

La historia es conocida, partido duro, de dientes apretados, donde en los noventa minutos no se pudieron sacar ventajas, hasta que en el primer tiempo del alargue llegó la jugada mencionada y el triunfo 1-0 sobre el elenco de Kopriva, que murió de pie, luchando hasta el final, más allá que Platense, mostró tener un poco más que su rival y fue un más que justo campeón.

Norberto Brotzmann

comentarios

notasrelacionadas

notasanteriores

másleídas