Primera B | VILLA SAN CARLOS

¡Siempre hay una primera vez, querido Villero!

En un partido parejo, el Cele igualó sin goles ante Atlanta pero lo venció 4-3 en la serie de penales. Es la primera clasificación para los de Berisso en la Copa Argentina.

Publicada: 21/02/2021 20:59:10

Lecturas: 2057

+ Ficha del Partido

Orden, lucha y desahogo. Esas tres palabras describen perfectamente lo que hizo Villa San Carlos ante Atlanta por los 32avos de final de la Copa Argentina. El Cele, que milita en una categoría inferior al Bohemio y jamás se sintió menos que su rival, nunca dejó de creer.

Fue un partido parejo por parte de ambos equipos, aunque el Villero se mostró más compacto, ordenado y prolijo a la hora del juego colectivo. Por su parte, el Bohemio no pudo encontrar juego fluido y todo el trámite se le hizo cuesta arriba debido a que nunca logró romper la ordenada defensa del Cele, que aguantó bien abroquelado atrás esperando alguna falla para salir de contra.

Las ocasiones más nítidas para San Carlos estuvieron tras un cabezazo de Brianese que contuvo Rago y una posterior acción del propio delantero con un disparo que alcanzó a sacar Luque dentro del área chica. Inmersos en la paridad y las imprecisiones, el Cele era más que Villa Crespo.

Lo mejor de Atlanta llegó en el complemento, más precisamente en los primeros 15 minutos. Allí el Bohemio tuvo mejor trato de balón e hizo circular bien a sus jugadores de mitad de cancha hacia arriba, pero de todos modos nunca pudo generar real peligro sobre el arco de Rodrigo Benítez.

Parecía que si Villa San Carlos se animaba podía estar el triunfo. Y no estuvo lejos. Un remate de Fernandes Silva luego de un centro desde la derecha se fue a centímetros del poste izquierdo, y minutos más tarde Maximiliano Badell sacó un cabezazo que contuvo Francisco Rago.

Pero la insistencia del Villero tuvo su recompensa desde los doce pasos. El empate en los 90 minutos le dio alas para luchar por una victoria en los penales, donde no falló y demostró el desahogo contenido. En el Cele convirtieron Nahuel Fernandes Silva, Alexis Alegre, Maximiliano Badell y Raúl Iberbia, pero la alegría del conjunto berissense llegó por los fallos del rival: Coronel (lo atajó Benítez) y Cuenca.

El equipo de Berisso, que tuvo poco tiempo de trabajo, se sobrepuso a las bajas por lesiones y otras por COVID-19. Además, pudo dejar atrás una racha adversa de cuatro fases sin cosechar la clasificación a la próxima instancia. Pero como toda racha, algún día se quiebra. Y ese día llegó. ¡Festeje, pueblo Villero!


Leonel Giralda

comentarios

notasrelacionadas

notasanteriores

másleídas