Primera B | LOS ANDES

“El hincha te hace sentir el cariño por lo que logramos”

Darío Sala, arquero y figura del equipo que logró el ascenso a Primera, dialogó en exclusiva con Solo Ascenso a 20 años de cumplir el objetivo con Los Andes.

Publicada: 16/07/2020 08:49:55

Lecturas: 551

Desde Florida, Estados Unidos, Darío Sala conversó con Solo Ascenso y rememoró la gesta del ascenso a Primera División, un hecho del que se cumplen ya 20 años.

“Parece que no fueran nada 20 años (risas), la última vez que estuve en el club fue en el aniversario por los 100 años y los hinchas lo recordaban como si hubiera sido hace una semana, te hacen sentir el cariño por lo que logramos, que no es poca cosa para la historia del club”, señaló Sala.

La carrera del arquero comenzó en San Lorenzo y luego recaló en la provincia de Córdoba, donde él es oriundo, para vestir las camisetas de Talleres, Racing y Belgrano.

- ¿Cómo se dio tu llegada a Los Andes?

- Me sedujo (Jorge) Ginarte que me había dirigido en Belgrano. Conocía mi forma de entrenar, que no era muy convencional, ya que sí bien no tenía desarreglos en lo profesional adentro y afuera de la cancha, por ahí en los entrenamientos de fútbol no lograba concentrarme. Era jugador de partido y no de entrenamientos.

- Dentro de la campaña, ¿Qué partido o momento recordás puntualmente?

- Recuerdo el primer partido que zafamos contra Independiente Rivadavia, en Mendoza. Ellos llegaban invictos en la segunda rueda y tenían un equipo bárbaro con el Tapón García, Zaccanti, Valdemarín. La cuestión es que nos reventaron el arco a pelotazos y empatamos 0-0, fue milagroso. Nos pegaron un baile y ningún equipo había hecho eso con nosotros, entonces pensé ‘si pasamos este, le ganamos a cualquiera’.

Sala, además de ser clave con sus intervenciones, fue determinante en el área contraria convirtiendo tres goles de penal (Dos a Almagro, uno por fase regular y otro por el Reducido y el restante a Deportivo Español).

“Yo no dudaba, tenía una pata de mula como se dice y te reventaba el arco. Durante la semana hacíamos torneíto de penales y el que ganaba iba el fin de semana. El más curioso de los tres fue contra Almagro, en el Reducido, que terminó atajando un jugador de campo (lo habían expulsado a Martín Bernacchia)”, cerró.




Federico Marín

comentarios

notasrelacionadas

notasanteriores

másleídas