Primera D | CENTRAL BALLESTER

Central Ballester: el verdadero Cacique del Ascenso

El Canalla cumple 47 años y en Solo Ascenso repasamos su historia. El sueño de jugar en Sarratea, su título en 1995/96, el partido ante Independiente y mucho más.

Publicada: 26/10/2021 16:48:26

Lecturas: 1929

La historia de Canalla comenzó en 1974, sin embargo hay un capítulo previo que data desde 1920. Sí. En la segunda década del Siglo XX se había fundado el Club Central Argentino en el partido de Gral. San Martín y a mediados de los ’70 decidieron no participar más de los torneos de AFA. Pero algunos dirigentes no estaban conformes con esa decisión, se abrieron y conformaron el Club Social y Deportivo Central Ballester.

La afiliación a la casa madre del fútbol argentino llegó rápido y ya en 1975 la institución tenía oficialmente su primer partido en la Primera D nada menos que ante Acassuso (hoy en la B Metropolitana) y una posterior goleada ante Atlas por 8-1 para poner en un cuadrito. Pero los años pasaron y el nivel esperado no aparecía y en 1988 los malos resultados devinieron en la desafiliación del Canalla luego de haber culminado en el fondo de la tabla de posiciones.

Pero como toda historia, siempre hay un capítulo feliz. La década del ’90 fue sin dudas la que vio brillar a Central Ballester. Torneos donde llegó a jugar octogonales para pelear el tan ansiado a la Primera C, que iba a llegar en la temporada 1995/96 con un torneo Apertura memorable: 9 victorias, 5 empates y tan sólo una derrota ante Claypole con la conducción técnica de Alejandro Barsi, aunque se tuvo que ir antes de completar el partido con Cañuelas. Y el hecho de haber ganado el primer certamen le dio la posibilidad de jugar la gran final ante San Martín de Burzaco por el salto de categoría.


Las finales ante Sanma

Aquella serie ante los de Burzaco quedará grabada para la posteridad para todos los hinchas del Canalla porque fue el único título y ascenso en la historia de la institución. Y aunque el final fue feliz, el comienzo no fue el esperado, porque el partido de ida lo perdió por 1-0 en cancha de Talleres de Remedios de Escalada con gol de Lezano y el árbitro del partido fue ¡Héctor Baldassi!



El desquite fue algarabía Canalla, porque en Carcova ganó 2-0 los últimos 90 minutos con goles de Santillán y Staszczuk, ya bajo la conducción de Carlos Gialonardo. ¿El equipo? Leiva; Orquera (el actual DT del primer equipo de Ballester), Ledesma, Palacios; Moreno, Santillán, Brutinel, Quiroga; Staszczuk y Farías.



En la C estuvo sólo una temporada y desde su retorno a la D, logró jugar en pocas ocasiones el reducido. De hecho en la historia reciente quedó eliminado en la primera fase del último disputado frente a Argentino de Merlo, en 2016/17 en la misma instancia ante Atlas, en 2015 también dijo adiós contra el Marrón en el primer cruce y un poco más atrás, si se cuenta desde su vuelta a la D hasta 2006, sólo alcanzó las semifinales en dos ocasiones.

El dato más destacado de los últimos años fue su participación histórica por Copa Argentina nada menos que ante Independiente. Si bien fue una goleada en contra por 8-0, el elenco de José León Suárez se quedará con el intecambio de camisetas del Rey de Copas y con el recuerdo de haber enfrentado a un gigante del fútbol internacional.




El estadio

Central Ballester ahora no detiene su sueño de volver a tener una cancha propia y trabaja a destajo para poder tenerlo para 2021/22 en José León Suárez en los terrenos de Sarratea y Camino del Buen Ayre. Ya se han colocado alambrados perimetrales, trabajos en vestuarios, se realizaron tareas de resembrado y se prevé que para la próxima temporada pueda estar terminado y así el equipo deje de deambular por distintos estadios del fútbol del ascenso, ya que actualmente oficia de local en Atlas, uno de los tantos clubes en los que jugó “de prestado”. Brown de Adrogué, Acassuso, Colegiales, Argentino de Merlo, San Miguel, Luján, Chacarita, entre otros.

Anteriormente tuvo su cancha en barrio Carcova, pero los terrenos los perdió en 1995/96 una vez culminado su histórico ascenso a la Primera División C. Sin embargo, AFA no le permitió jugar más allí, el plantel dejó de ir a entrenar por la peligrosidad de la zona, el terreno quedó abandonado, ocuparon el terreno y lo perdieron para siempre.





Central Ballester tiene una historia corta, pero muy rica para contar. El sueño de volver a tener una cancha propia y de abrazar nuevamente la gloria como aquella tarde de 1995/96 frente al Azul que lo llevó a la C, categoría por la que todavía batalla por regresar, pero por ahora, el fútbol le dio la espalda.

Solo Ascenso

comentarios

notasrelacionadas

notasanteriores

másleídas