Primera B | DEFENSORES UNIDOS (ZARATE)

El insólito antecedente del caso River en el Ascenso

Sin dudas, lo que sucederá en el Monumental sentará un precedente a nivel internacional, pero nuestras categorías más humildes siempre tienen una historia similar para contar.

Publicada: 19/05/2021 10:11:47

Lecturas: 3657

El Monumental será el escenario de un partido que quedará guardado en las retinas de todo el ambiente futbolero y que, sin lugar a dudas, generará un revuelo que su rating tendrá picos normales de Mundial. Nadie se querrá perder lo que sucederá este miércoles por la noche entre River e Independiente Santa Fe.

Si bien la situación que le toca vivir al equipo de Marcelo Gallardo es totalmente atípica, el Ascenso tiene su historia similar, aunque sin COVID-19 de por medio. Fue el 26 de abril de 2012 cuando se enfrentaron Midland y Defensores Unidos en Libertad por un partido reprogramado de la fecha 25 de la Primera C.

El juego debía comenzar 15.30, pero el plantel de CADU no había llegado. ¿El motivo? Varios piquetes en Panamericana que complicaron el viaje. Con la mayoría de los jugadores citados varados, o en su defecto en camino en remis, y la necesidad de empezar el encuentro por Sebastián Bresba, ocurrió lo insólito.

Seis de los futbolistas convocados no habían viajado hasta Villa Fox y se presentaron directamente en el estadio. Pero lo más particular es que dos que no fueron convocados por César Aguirre, pero sí habían ido a ver el partido, tuvieron que calzarse los cortos. Incluso Leo Luppino, que se enteró mientras comía un choripán.

Pero como lo que sucedió no sólo trata de un retraso en la llegada a la cancha, el condimento, además de los ocho nombres que presentó desde un principio, lo puso la indumentaria que tuvo que usar CADU: el Funebrero cedió su ropa alternativa, los botines que sobraban, etc. Igual, varios jugaron en zapatillas y sin canilleras.

Y por más difícil de creer que resulte, aún había más. Sin Aguirre, que estaba demorado junto al resto de la delegación, en el vestuario la charla técnica la dio Gustavo De Giuli, quien se encontraba en el estadio e iba a reemplazarlo para la siguiente jornada. Sin mucho por decir, plantó un 3-3-1.

El equipo fue: Nicolás Peranic; Matías Barcos, Andrés Siena y Marco Grimoldi; Hugo Cuatrín, Franco Bejarano y Lucas Ceballos; Leonardo Luppino. Y el resultado, claro, esperado porque Midland nunca tuvo piedad: a los 20 minutos ya lo ganaba 4-0 y la historia siguió.

Después de la media hora de juego llegaron Darío Lema, Julián Amado y Sebastián Donacarta, minutos más tarde el resto del plantel pero ya era muy tarde. El local terminó ganando 6-0 con cuatro goles de Ezequiel Cerica, Daniel De Santis y Guillermo Almada Flores. Siempre, el Ascenso tiene lo suyo.

Federico Meza

comentarios

notasrelacionadas

notasanteriores

másleídas