Primera Nacional | ATLANTA | SANTAMARINA (TANDIL)

El Bohemio se llevó tres puntos de oro de Tandil

En un segundo tiempo vibrante, Atlanta consiguió imponerse por 2-1 ante Santamarina como visitante y sacó una buena diferencia con la zona baja. Los tandilenses se complican.

Publicada: 27/08/2022 23:53:57

Lecturas: 3782

Atlanta viajó por primera vez en su historia a Tandil para jugar un partido oficial, y no era un encuentro más, dado que se trataba de un choque clave para ambos en la pelea por la permanencia en la categoría. Por ser local y estar más necesitado de puntos, el local tenía la obligación, algo que al Bohemio le sentó bien para llevarse el triunfo. Los de Villa Crespo escalaron a la posición 27 y se escaparon a 9 unidades de la zona de descenso.

El encuentro arrancó movido, sobre todo por un ampuloso Gastón Monzón Brizuela y su asistente Rubén Bustos, que rápidamente hicieron enojar al conjunto local con algunas decisiones. A los 20 minutos, los tandilenses contaban con dos amonestaciones que parecían correctas, la expulsión de su entrenador a instancias del lineman y el enojo generalizado de todo el estadio. Y aunque no incidió en las jugadas de los goles, no pareció un buen arbitraje de la terna en general.

Y si bien el juez principal parecía ávido de protagonismo, lo cierto es que en la cancha, los futbolistas poco hacían para destacar. El primer tiempo transcurrió sin muchas emociones: Santamarina intentaba sin precisión ni ideas, y el Bohemio, con transiciones rápidas, combinaba bien en tres cuartos de cancha, pero fallaba en el final. Más allá de unos interesantes remates de Ríos, que sobre el cierre fue amonestado, poco hubo para resaltar.

En el complemento, el juego transcurría igual, con un Alustiza un poco más metido en el juego y generando peligro, mientras del otro lado, Galeano conducía bien, pero quedaba en la nada. A los 15, Giganti metió el primer cambio del partido: el ingreso de Juan Bisanz por Ríos. El Melli reclamó la titularidad en la primera que tocó, porque lanzó un precioso centro cruzado que Marcioni, aprovechando una desinteligencia entre Vallejo y Temperini, empujó al gol.

Era un partido en el que parecía que el que hacía el gol lo ganaba, pero poco más de 10 minutos después de la apertura del marcador, Santamarina, que fue a buscarlo con lo poco que tenía, aprovechó un pifie de García en el cierre y Alustiza quedó solo con Rago para poner el empate que le daba vida al Aurinegro.

En los 15 minutos finales, Atlanta pareció querer pisar el acelerador de nuevo, y Santamarina quería ganarlo. El medio se rompió y se abrió el encuentro. En ese interín, el juez le perdonó a Federico Marín un patadón sobre Alustiza que merecía la roja y solo se llevó la amarilla.

A falta de cinco, el Bohemio lo ganó en una pelota parada en la que Santamarina falló por todos lados: Galeano lanzó el centro, García ganó y cabeceó a un costado, Molina la corrió y se tiró para devolverla al área chica, donde entró solo Klusener y la empujó al arco vacío. Tres veces ganó en el área la visita, y consiguió el tanto de la victoria.

Santamarina intentó en los casi 10 minutos que quedaron con el descuento, pero nunca puso en riesgo el resultado. Atlanta se llevó así un triunfo que le da tranquilidad para afrontar las últimas fechas. El elenco tandilense sigue hundiéndose en el fondo de la tabla, pero está a sólo dos unidades del añorado puesto 35.

Mariano Perusso

comentarios

notasrelacionadas

notasanteriores

másleídas