Primera Nacional | ATLANTA

De la mano de los pibes, el Bohemio volvió al triunfo

Con un partidazo del juvenil Nahuel Medina y un tanto del Melli Juan Bisanz, el equipo de Villa Crespo lo dio vuelta en Adrogué y ganó por 2-1. Matías Donato empató de penal.

Publicada: 31/07/2022 21:15:10

Lecturas: 1158

+ Ficha del Partido

Atlanta rompió esta tarde con una mala racha de 7 encuentros sin ganarle a Brown de Adrogué, y de más de una década sin poder celebrar en el Lorenzo Arandilla. Pero aún más importante es que logró, por primera vez en el campeonato, dar vuelta un partido en condición de visitante, y recuperarse de una dolorosa derrota en la víspera al clásico con Chacarita. Y todo eso, como si fuera poco, de la mano de los pibes.

Si algo faltó en el Bohemio en este torneo fue el desequilibrio por las bandas, una virtud que explotó hasta el hartazgo con futbolistas como Mazzantti, el Pony Oyola, en su primer torneo Marcioni y que intentó, pero no pudo, con Solari, Martínez y tantos otros intérpretes en el último tiempo. Lo cierto es que hasta ahora el único que lo había logrado era el juvenil Juan Bisanz, que a fuerza de desbordes se ganó la titularidad. Esta tarde, Giganti sorprendió a muchos dándole la titularidad a Nahuel Medina, quien había debutado el miércoles, y que devolvió la confianza con un partidazo. Un pleno del DT.

Como contrapartida de esta gran mejora, el equipo sigue dando ventajas atrás que no le perdonan. Este domingo, Brown de Adrogué no pudo en la primera, porque chocó con Rago, pero en la segunda se puso en ventaja gracias a un cabezazo de Mateo Acosta que pegó en el travesaño, picó adentro y aunque el arquero la sacó, ya era tarde.

Atlanta, que había intentado con un par de remates de afuera, siguió probando por la misma vía pero sin ceder intensidad. Y pasando los 20, Evelio Cardozo anticipó un rechazo y lo bajaron entrando al área. Pafundi cobró penal y Donato lo cambió por el gol del empate con un derechazo cruzado. El Bohemio aprovechó el golpe y siguió intentando, y pudo haber tenido otro penal si el juez hubiera apreciado el planchazo que recibió el propio Evelio tras un rechazo de Arrechea que aterrizó en la tibia del hombre de Racing. No sólo penal hubiera cabido para esa jugada, sino también expulsión para el defensor.

Poco más hubo para destacar en el primer tiempo, pero apenas empezó el complemento, Nahuel Medina, de gran partido en general, fue habilitado por Donato y corrió por la derecha, esperó el momento y lanzó un centro cruzado para que por el otro lado ingresara en soledad Juan Bisanz y pusiera el 2-1. Para coronar el valor de los pibes, la jugada empezó con un robo de Dramisino. Pura conexión de los juveniles junto con Donato para poner en ventaja a la visita.

Brown se lanzó en ofensiva buscando recuperarse, pero las tres derrotas consecutivas que arrastraba pesaron demasiado fuerte sobre la espalda de un equipo que no logró reponerse. Tuvo algunas oportunidades, con remates lejanos que o se fueron lejos o se encontraron con Rago. Promediando la segunda mitad, Giganti metió a Maxi González por Evelio Cardozo y directamente cerró el encuentro. Para mantener ocupada a la defensa, ingresaron Marcioni y Berterame por Bisanz y Medina, y sobre el final entraron también Klusener y Saggiomo.

Atlanta sufrió los últimos cinco minutos porque necesitaba la victoria como el agua. Pero cuando Pafundi hizo sonar el silbato, lo celebró como correspondía: un triunfo necesario desde todo punto de vista, clave para llegar al clásico con Chacarita del próximo lunes con la moral alta. Además, recuperará a Fabricio Pedrozo y aguardará hasta último momento por la recuperación física de su emblema, Juan Galeano.

Mariano Perusso

comentarios

notasrelacionadas

notasanteriores

másleídas