Primera Nacional | ATLANTA

Sin mucho para destacar, el Bohemio volvió a sumar

Luego de tres derrotas consecutivas, Atlanta igualó sin goles ante Tigre. Aunque las chances de clasificar a Copa Argentina parecen ya nulas, por lo menos cortó la mala racha.

Publicada: 18/10/2021 17:57:00

Lecturas: 3619

Atlanta recibió a Tigre en un partido en el que tenía más para ganar que para perder, algo que no le suele suceder. Ya decididamente fuera de la lucha por el ascenso, recibir en casa a un equipo que pretendía acortar distancias en la cima era toda una novedad. Erviti volvió a ensayar variantes con relación al último encuentro: volvió Alan Pérez por el suspendido Perales y Carrasco le ganó la pulseada a Luque en el lateral derecho.

El desarrollo del juego no fue muy vistoso. Tigre estuvo preso de su ansiedad y sus limitaciones, pero el Bohemio no tuvo soltura para sacarle provecho a esa situación de los de Victoria. En la primera etapa, la visita tuvo dos claras pateando desde afuera, pero el palo le dijo que no. Además, en ambos casos, el rebote quedó para un nuevo intento, pero la defensa cerró bien dos veces para ahogarle el grito. Atlanta, por su parte, apenas tuvo un disparo de Saggiomo que Marinelli rechazó bien.

El Bohemio no logró soltarse del todo en ofensiva para generarle peligro al arco de Tigre, ni siquiera en el complemento, cuando la frustración del Matador fue creciendo cada vez más. El arbitraje de Carlos Córdoba fue bastante benevolente con el elenco de Victoria, que bien podría haberse quedado con 10 por un pisotón de Luciatti en la rodilla de Colombini o una plancha clarísima de Céliz estando amonestado. Pero el juez siempre hizo la vista gorda.

Cardozo y Juan Bisanz -que entró en el complemento- fueron los más revulsivos y determinantes en ataque. Los ingresos del juvenil siempre son saludables, incluso cuando falla: tiene rebeldía, actitud, levanta la cabeza y es propositivo. Le queda mucho por madurar, pero el mellizo demostró que, con confianza, es un jugador que puede dar soluciones. También tuvieron minutos Solari, Ochoa Giménez y Dramisino. Estos últimos dos generaron la última: Ochi filtró la pelota, Chucky entró por el costado izquierdo, pero lanzó un centro atrás sin destino cuando Colombini se relamía en el área chica.

Tigre siguió buscando, sin ideas y fallando las carambolas que le quedaban. No obstante, podría haberse llevado el triunfo en la última con un disparo de media distancia (la única manera en que inquietó seriamente) de Blondel que se estrelló en el palo derecho de Rago. Esta vez, después de mucho tiempo, Atlanta ligó en defensa y eso le permitió sumar.

De cara al futuro, el panorama no es muy promisorio en cuanto a objetivos: lo único que le queda por pelear es el acceso a la Copa Argentina 2022, para lo cual tiene que terminar séptimo (debe para eso descontarle 7 puntos a Gimnasia de Mendoza) u octavo, con mejor promedio que el octavo de la zona B (en este momento, Almagro, con 7 puntos más y un partido más que Atlanta). Si ya así parece difícil, resta agregar que el Bohemio debe quedar libre, por lo que mientras sus competidores tienen 12 puntos en juego, a los de Villa Crespo le quedan 9.

La próxima semana visitará a Alvarado en Mar del Plata, en un partido estipulado para el sábado que viene a las 19; luego se despedirá de su gente por esta temporada como local de Estudiantes; y cerrará el campeonato en Santiago del Estero, visitando a Mitre.

Mariano Perusso

comentarios

notasrelacionadas

notasanteriores

másleídas