Primera Nacional | ALMAGRO

“Fueron tres meses complicados”

Juan José Ramírez, volante del Tricolor, rompió el silencio tras su problema de salud que lo tuvo alejado de las canchas. “Me encontraron un tumor en un testículo”, aseveró.

Publicada: 14/10/2021 15:25:46

Lecturas: 1143

Juan José Ramírez agarró el balón en Santiago del Estero y con su zurda direccionó el mismo hacia el ángulo y convirtió un golazo. Euforia y triunfo Tricolor ante Güemes. Siete días más tarde, la victoria se repitió pero ante Morón, pero esa alegría no fue completa. El volante, post partido ante el Gallito, sintió una molestia que encendió las alarmas en el cuerpo médico del plantel. En una nota exclusiva para Solo Ascenso, el jugador relató todo lo sucedido tras el encuentro con el conjunto del Oeste.

“La verdad que fue algo que nadie se espera ni imagina. Fue después del partido contra Deportivo Morón que empecé a sentirme descompuesto, le avise a Lucas Rizzo, médico del club, que por suerte me ayudó, me llevó a controlarme y ahí se dio que la zona donde me dolía era el estómago, la zona de la ingle y testículos. Me hicieron la ecografía y la misma arrojó que tenía un manchón en uno de los testículos, me dieron la medicación y corticoides para no sentir dolor. A las 24 horas me hicieron unos estudios más específicos y salió que en realidad estaba más deteriorado, más manchado y que era algo más grave. Entonces decidieron operarme de urgencia y encontraron un tumor en un testículo. Unos días después me dieron la patología que había sido. Por suerte actuaron rápido y me sacaron todo. No fue fácil, fueron tres meses complicados, pero a pesar de todo lo malo y todo lo feo se resolvió bastante rápido, actuaron bien todos los que estuvieron al lado mío, desde los médicos, en el club con el presidente Julián Romeo, el médico, el coaching y Agremiados que ayudo con el tema de la obra social. Me operaron en el Clínicas y después me trasladaron al Hospital Italiano por el gremio. La atención excelente en los dos hospitales”, contó.

Tras conocerse la noticia, Ramírez con la ayuda del coach del plantel, pudo poner su mente en positivo y quitarse lo malo de lo que le ocurría. Acató cada orden de los profesionales para que el proceso de esta enfermedad ocurra lo más rápido posible.

“Al principio fue un golpe anímico feo, bajón, pero lo que tenía yo es que lo pude hablar. Te marcaba lo del coaching del club porque me permitió ponerme metas a corto plazo, iba captando lo que me decían. Estuve con mucha personalidad positiva y hacía todo lo que me indicaban. Comunicarlo a mi familia fue casi a lo último y a los compañeros también, a ellos les iba contando todo lo que me decía”, expresó.

Con el alta médica, pero igual con los controles de rutina, el volante comenzó a entrenar con sus compañeros. Está claro que necesita tiempo de adaptación, de reencontrase con el balón para poder estar al mismo nivel que el resto. Pero como todo jugador, mantiene intacta la idea de poder jugar unos minutos, pero al mismo tiempo es cauto con que eso ocurra.

“Yo volví a entrenar. Obviamente voy de menor a mayor pero lo importante es que cada día me voy sintiendo mejor, ya estoy tocando la pelota, ya me estoy sintiendo cómodo. Por suerte no tuve otra lesión, solo lo que me sacaron, así que estoy bien físicamente. Cuando esté en condiciones y el cuerpo técnico lo crea necesario ahí se verá pero voy paso a paso. No quiero decir ninguna fecha de mi regreso, pero cuanto antes sea mejor”, sostuvo.

Con respecto al torneo, Juan mantiene la fe, como el plantel, de poder conseguir un lugar en el Reducido, y quién te dice llegar al primer puesto. Hay muchos equipos y están todos muy pegados en cuanto a puntos y eso permite la ilusión de llegar bien alto.

“Cualquiera le puede ganar a cualquiera. Son muy pocos los que mantuvieron una regularidad. Nosotros estamos levantando, hay que pensar en positivo y hay que jugar las cinco finales a morir, nos tenemos que enfocar en este último tramo. El deseo del plantel es seguir ahí en la pelea y jugar algo importante, jugar todos los partidos posibles”, analizó.

Para finalizar, Juan José Ramírez no quiso olvidarse de todos los que estuvieron a su lado en el momento de la noticia, operación y tratamiento, por eso aprovechó en esta entrevista para agradecerles a cada uno de ellos.

“Quiero agradecer agremiados, a los del club, desde el presidente, al médico, al cuerpo técnico y al plantel que siempre con un mensaje me hacían sentir importante y partícipe del grupo. A mi familia, a mi vieja que estuvo a mi lado todo este tiempo. También a mis representantes Fabián Espínola y Franco Miranda que fueron que me trajeron al club”, finalizó el volante.

Ariel Pagano

comentarios

Anuncios

notasrelacionadas

notasanteriores

másleídas

Anuncios