Primera Nacional | NUEVA CHICAGO

Día de la Lealtad: Chicago y Perón, un solo corazón

Mataderos y Peronismo pareciera ir de la mano. Cada esquina del barrio, respira el movimiento justicialista. Chicago no es la excepción a la regla y varios hechos lo avalan.

Publicada: 17/10/2020 15:39:59

Lecturas: 3449

La historia los une, literalmente. Pareciera un lazo difícil de romper y son varios los hechos que no solo vinculan al barrio de Mataderos con Juan Domingo Perón, sino que también a Nueva Chicago. Uno va de la mano del otro, por eso la frase: “Chicago y Perón, un solo corazón”.

Y qué mejor que recordarlo este 17 de octubre. A lo largo de los 109 años, desde el auge del Peronismo allá por la década del 40 en adelante, no hubo relación más fuerte que la mencionada. Primero, por la construcción del barrio Manuel Dorrego (Los Perales), un plan de viviendas sociales lindero al estadio, en el 47.



En el 55, cuando Perón fue derrocado por la Revolución Libertadora y el peronismo fue proscripto, un busto suyo desapareció. Por esa razón, los vecinos decidieron ocultar uno de Eva Perón debajo del campo de juego del República de Mataderos y aún perdura allí, según se comenta por el barrio.

La toma del frigorífico Lisandro de la Torre en 1959 fue uno de los episodios más emblemáticos para el sindicalismo. También para Mataderos y Chicago porque marcó un hito. Ya en el 72, la campaña Lucha y Vuelve por parte de la Juventud Peronista y Héctor Cámpora que impulsó la vuelta del general se lanzó en el estadio de Chicago.

Año tras año, el vínculo fue mayor a punto tal que desde las tribunas se forjó una amistad que lleva más de 45 años: las hinchadas de Chicago y Quilmes se unieron gracias a su identidad política. Pero no es todo, porque hubo hecho que marcó un antes y un después: el 24 de octubre de 1981.



En plena dictadura militar encabezada en ese entonces por Roberto Viola, y previo al ascenso del Torito a Primera, en medio de una goleada sobre Defensores de Belgrano, los hinchas entonaron la marcha peronista. Después del partido, la policía se llevó a más de 50 de ellos detenidos. Algunos incluso, al trote hasta la Comisaría 42° tal como cuenta el documental Al trote.

Hoy, en la plazoleta de Cárdenas y Justo Suárez frente al estadio, una escultura del general construida con chatarra de hierro está de pie. Hay lazos que no se rompen. Y, casualidades del destino, el último ascenso a Primera de Chicago fue en el estadio Juan Domingo Perón, casa de Instituto de Córdoba. Todos unidos triunfaremos…

Solo Ascenso

comentarios

notasrelacionadas

notasanteriores

másleídas