Primera B | VILLA SAN CARLOS

“Extraño mucho el ritual de ir a la cancha”

El hincha es un protagonista más de nuestro fútbol y Solo Ascenso les da su lugar. Carlos Acosta, fanático del Cele, habló en representación de muchos sobre este presente.

Publicada: 02/06/2020 11:54:08

Lecturas: 654

Pasaron 79 días del último encuentro de Villa San Carlos en el Genacio Sálice. Esa jornada Carlos Alberto Acosta colgó su bandera en el alambrado sin saber que iba a pasar mucho tiempo lejos del club de sus amores.

Oriundo de Bolívar pero residente en la ciudad de las diagonales, tomó a Berisso como un nuevo hogar desde su amor por el Villero. En ese sentido, uno de los hinchas más reconocidos de la institución dialogó con Solo Ascenso, brindó sus sensaciones y contó cómo vive la pandemia lejos de las canchas.

SA- ¿Cómo empezó tu cariño con el Cele?

CA- “Mi amor comenzó en la Ciudad de Bolívar, mirando “El Aguante” por televisión, era emitido los martes de 22 a 23, y hablaba del fútbol y el folclore, fue un amor a primera vista. Comenzó a hablar un muchacho de dos pasiones: el rocanrol y el fútbol, que son mis dos pasiones”.

“Llegué en enero del 2000 a la Ciudad de La Plata a estudiar la carrera de Educación Física y tenía un compañero que era de Berisso. El día que decidí ir a ver a Villa San Carlos fue algo distinto porque no conocía a nadie, solo a mi compañero, pero ese día no me pudo acompañar y fui con su hermano. Llegué a la cancha, entré muy temeroso y vi el partido sentado en la platea, fue una experiencia única”.

“Con el tiempo dejé a un lado la carrera universitaria, volví a trabajar a Bolívar y luego regresé a La Plata. Un día jugábamos con San Miguel en el Estadio Único, llegué temprano y me encontré con un hincha que trabajaba en un taxi. En un momento llegó la banda en micros y camiones, me presentaron frente a todos y a partir de allí comencé a ir con ellos a la tribuna. Desde ese momento en adelante todos me llaman Boli o Bolivar, nadie me conoce por Carlos”.

SA- ¿Qué extrañás de ir a la cancha?

CA- “Extraño mucho el ritual de ir a la cancha, trato de acomodar los horarios de trabajo con la familia. El día que ya uno sabe que va a ir a la cancha te cambia, desde agarrar las banderas o acomodarlas si alguna está rota. Trato de ir temprano para cruzarme con gente del club y con los chicos que paran cerca de la cancha y antes se juntan a comer. Lo primero que hago es saludar a todos, pisar la cancha y sentir el olor al césped, todo eso se extraña mucho”.





SA- ¿Cuándo creés que va a volver el futbol?

CA- “Creo que el fútbol va a volver muy cerca de fin de año y sin público, pero con todos los cuidados correspondientes. Van a cambiar muchas cosas, es un antes y un después, espero que haya una vacuna pronto para que regrese el folclore que tanto queremos. Aceptaría que vuelva la actividad con condiciones, es una forma de aliviar todo este momento porque nos falta eso”.

SA- ¿Qué pensás de la decisión que se termine el campeonato y se definan solo los ascensos?

CA-“La definición del torneo debería darse dentro del campo de juego, es ahí donde se tienen que definir los campeonatos. De todas formas habrá que ver en qué momento se reanuda el certamen”.

SA- ¿Cuál es la anécdota que más recordás yendo a ver a Villa San Carlos de visitante?

CA-“Tengo millones de recuerdos, e incluso en mi ciudad. Viajé en el micro con la gente cuando jugamos contra Sportivo Barracas Bolívar, y me llevé el bolso porque me quedaba uno o dos días más. Mi papá me fue a buscar y le di la valija para que la lleve a casa. Por lo general los viajes largos son cansadores, la banda va a pleno y a la policía se le complica, entonces iba a la comisaría un día antes y les armaba la logística para que sea todo más amigable. En el entretiempo del partido me dejaban salir de la cancha e iba a comprar provisiones para que los muchachos tengan para el regreso a Berisso”.

“Hubo varias situaciones graciosas. En Bolívar, mi ciudad, siempre que voy ando con ropa de Villa San Carlos, me identifico mucho con los colores del club, pero cuando jugaba Sportivo Barracas iba a verlo. Un día jugó contra Cambaceres y yo estaba con la ropa de San Carlos, vino el presidente de Cambaceres a preguntarme por qué estaba con esos colores, fue muy gracioso en su momento. En otra oportunidad Acassuso también jugó en Bolívar y yo también estaba con la ropa de San Carlos, entonces los hinchas del rival me identificaron enseguida y la gente de Acassuso me insultaban a mí”.





SA- ¿Sos socio? De ser así, ¿seguís pagando la cuota?

CA- “Soy socio activo de Villa San Carlos, siempre pago la cuota el día del partido y estoy al día. En este momento de pandemia no voy a poder pagar debido a que como soy de La Plata, no puedo moverme hasta Berisso. De todas formas no voy a tener problemas en pagar todo junto cuando vuelva al club, siempre tengo mi dinero destinado para la institución. Ser socio es vital no solo para ayudar al club desde lo económico sino también para votar, poner una firma o estar cerca en momentos importantes”.

“Si bien voy a la cancha y pongo mis banderas, ya no estoy en la tribuna. Desde hace unos años ayudo al club con otro rol: soy camillero, viajo con el plantel y siempre les agradezco a todos porque me dan la chance de ir con ellos, me acerco al estadio y soy uno más de ellos. Ayudo con el agua y cosas de utilería, me dan esa libertad, es algo hermoso”.



Leonel Giralda

comentarios

notasrelacionadas

notasanteriores

másleídas