Primera Nacional | VILLA DALMINE

Dálmine lo empató sobre la hora y consiguió un punto valioso

El Viola se llevó un punto de Isidro Casanova tras igualar 2-2. D´Angelo y Tello marcaron para Dálmine, mientras que Barrionuevo y García lo hicieron para el local.

Publicada: 17/05/2022 13:20:34

Lecturas: 771

+ Ficha del Partido

Luego del parate por la fecha libre, el equipo conducido por Carlos Pereyra necesitaba sumar, ya que los resultados en la lucha por la permanencia no lo favorecían. Los primeros 15 minutos fueron favorables a la visita, que se paró en campo rival sin lograr profundidad. Sin embargo, pasado el cuarto de hora el local emparejó el partido y de la mano de Diego García y Chávez tuvieron las mejores situaciones: un cabezazo de Monzón que tapó bien Alan Sosa.

Cuando parecía que la Fragata se consolidaba en el juego, una gran habilitación de Ezequiel D´Angelo le quedó a Laureano Tello, quien apareció como número nueve, controló de pecho y definió arriba para anotar el 1-0. Fueron minutos interesantes para Dálmine ante un Almirante que lució desconcertado. Pese a esto, sobre el final del primer tiempo un tiro libre encontró a Alan Barrionuevo solo por el centro del área para firmar la igualdad, y unos minutos más tarde Nahuel Viñas sancionó penal para que el Gurí García lo cambie por gol y el local se fuera al descanso con una victoria impensada.

En la segunda mitad se vio lo mejor del Viola, quien lejos de sentir el golpe psicológico trató de buscar el empate con más garra que fútbol. La velocidad de Lautaro Díaz, las ganas de Tello y las apariciones de D´Ángelo llevaron peligro al arco de Martínez. La primera chance la tuvo Haberkorn desde los 12 pasos luego que el árbitro señalara una mano dudosa de Barrionuevo. El delantero tomó poca carrera, cruzó la pelota y Martínez la desvió, el balón pegó en el palo y salió. Minutos más tarde, cuando parecía que no era la noche del Viola, un centro envenenado de D´Angelo terminó en la red para desatar la alegría de los visitantes, que rescataron un punto en el epilogo del encuentro.

En conclusión, Villa Dálmine se quedó con un punto por cinco minutos fatales de distracción y fata de puntería en el área rival. Podría haber perdido, pero también quedó la sensación que fue más que el equipo de Nardozza. Para destacar el carácter y la actitud del visitante, que nunca se dio por vencido y entendió que de cara al final serán todas instancias decisivas. También se evidenció una mejora desde lo físico, mostrando un resto que en los minutos finales de otros duelos no se veía. El próximo sábado, ante Gimnasia de Jujuy, tendrá que refrendar este punto rindiendo la materia adeudada: ganar en condición de local.

Germán Rebottaro

comentarios

notasrelacionadas

notasanteriores

másleídas