Primera Nacional | ATLANTA

Repartió puntos con Quilmes en un partido aburrido

El Bohemio y el Cervecero protagonizaron un flojo encuentro en Villa Crespo y empataron sin goles. Los de Walter Erviti llevan tres juegos sin ganar ni convertir.

Publicada: 16/06/2021 17:40:02

Lecturas: 1442

Atlanta tenía la necesidad de un triunfo en casa para dejar atrás el mal sabor que dejó la primera derrota del certamen ante Agropecuario el jueves pasado. No obstante, no mejoró sustancialmente su rendimiento y volvió a empatar sin goles, frente a Quilmes. De este modo, alcanzó su tercer encuentro al hilo sin marcar, y su cuarto empate en Villa Crespo (tres 0-0). Más allá del bajón en resultados, sigue a tiro del líder Tigre, a quien visitará en la próxima jornada.

El partido se dio muy parecido a lo que fue el duelo con Agropecuario, con el Bohemio arrancando un tanto perdido y siendo dominado en el arranque. Quilmes pudo abrir el marcador en los primeros minutos, pero estuvo impreciso y no aprovechó las desatenciones que tuvo el local. Sobre los 20 los de Erviti recuperaron terreno, pero no consiguieron transformar ese avance en peligro concreto en el área rival.

Descontento con los visto en la primera etapa, el entrenador metió tres cambios para el complemento: Facundo Taborda, Mauro Luque y Martín López por Gabriel Ramírez, Martín García y Ramiro Fernández. Así, armó un 4-2-3-1 que en ofensiva se transformaba en un 2-4-3-1, con las penetraciones de Flores y Luque. Esas variantes levantaron el rendimiento de Atlanta en el arranque, llegando mucho más al área de Saracho.

El Bohemio no pudo sacarle provecho al avane en el campo, en parte por falla en las decisiones y en parte por imprecisión. Sintiendo que faltaba presencia en el área, el DT incluyó a Cristian García por Taborda, pero el Ruso no fue bien aprovechado: lo hacían correr como un carrilero y perdía en velocidad. Sobre el final, el ingreso de Dramisino le agregó un aire de rebeldía al mediocampo que ilusionó.

En los últimos minutos, la sensación que quedó fue que el Bohemio podría haberlo ganado como perdido. Tuvo algunas en el cierre, impulsado más que nada por el hambre de gol, como pasó ante Maipú y Agropecuario. Pareciera que si esa actitud apareciera unos minutos antes, la historia sería otra. No obstante, bien pudo haberse quedado con las manos vacías de no ser por un blooper de Anselmo que no supo aprovechar un rechazo en falso de López cuando un pique le jugó una mala pasada.

Terminado el partido, no queda un sabor muy feliz en Atlanta, aunque sumar siempre es importante. Será imperioso recuperar el poderío ofensivo, dado que tres partidos sin convertir, si bien no es para preocuparse, es algo a lo que prestar atención. Sobre todo porque no parece ser una falla de definición, sino un paso antes: le cuesta crear. El próximo miércoles enfrentará al puntero Tigre, en condición de visitante.

Mariano Perusso

comentarios

notasrelacionadas

notasanteriores

másleídas