Primera Nacional | ATLANTA

El Bohemio y un empate que dejó gusto a poco

En el debut en Villa Crespo, Atlanta y Nueva Chicago no pasaron del cero y repartieron puntos. Los de Erviti fueron superiores, pero no lograron plasmarlo en el resultado.

Publicada: 22/03/2021 17:54:57

Lecturas: 1866

Atlanta llegó a una nueva jornada de fútbol en Villa Crespo con mucha alegría. El triunfo ante Chacarita en el debut matizó lo poco que había mostrado el equipo en los amistosos e ilusionó a los hinchas y al plantel. El desafío para este lunes, en el cierre de la segunda fecha, era trasladar esas sensaciones al campo de juego y encontrar la manera de plasmar la superioridad que, se supone, tenía ante Nueva Chicago.

Y en el inicio del partido, el Bohemio pareció entender ese juego. Dominó el primer tiempo casi de punta a punta, encontrando por las bandas sus mejores armas ofensivas. Los desbordes de Solari y Flores por un lado, y Pedrozo y Fernández por el otro, se convertían en puñaladas al fondo de una defensa que no mostraba demasiada solidez, pero que el local no lograba romper. Ochoa Giménez tuvo la más clara, con un centro cruzado que le picó alto y que con un frentazo no logró ubicar en el segundo palo.

En el complemento, la supremacía se repartió, al menos de arranque. Chicago se jugó el primer cuarto de hora para intentar ganar el partido, adelantándose unos metros en el campo y buscando llegarle a un Rago que en general tuvo una tarde tranquila. Pasados los primeros 15, el Torito volvió a replegarse y Atlanta a dominar, pero los roles se matizaron: el Bohemio ya no tenía tanta profundidad, el cansancio pesaba, y los de Mataderos defendían mejor.

Erviti entonces metió mano en el banco: Taborda y Ramírez ingresaron por Solari y Riquelme, de aceptable debut. Luego Luque reemplazó a Flores y Martínez a Pedrozo. Y aunque las variantes buscaban traducirse en nuevas alternativas en ataque, a Atlanta no se le caían ideas novedosas, ya no llegaba al fondo con tanta profundidad, y perdía en tres cuartos de cancha antes de poner en riesgo al arco rival.

Al entrenador no se le puede negar que arriesgó, cuando a falta de 7 para el final sacó a Ochoa Giménez para que entrara Eugenio Olivera, poniendo así cuatro delanteros en cancha para el cierre. Sin embargo, sobre poblar la ofensiva no fue solución para un problema que parecía radicar más en la parte creativa, donde no había más alternativas en el banco de suplentes.

El punto, justo en términos de peligro y jugadas claras, le deja un sabor amargo al Bohemio que dominó todo el partido, pero lo pudo traducir en oportunidades de gol. Así, extendió a cinco los partidos sin ganar en Villa Crespo, cosa que no ocurre desde el 8 de marzo del 2020, cuando se impuso 2-0, justamente, ante Chicago.

Lo positivo es que, siendo que se trata del arranque de un torneo, Atlanta acumula dos juegos sin derrotas ni recibir goles. Lo negativo es la falta de creatividad para romper defensas cerradas, algo que padeció ante Villa San Carlos por Copa Argentina y en los amistosos. Si resuelve eso, será otro equipo: si no le convierten y logra convertir, el futuro será mucho más promisorio.

Mariano Perusso

comentarios

notasrelacionadas

notasanteriores

másleídas