Primera Nacional | ALVARADO (MAR DEL PLATA)

“Siempre el perjudicado es el jugador”

Gonzalo Lucero, volante ofensivo del Torito, dialogó en exclusiva con Solo Ascenso mientras realiza el aislamiento en Mar del Plata y opinó sobre el futuro del fútbol.

Publicada: 05/05/2020 08:39:14

Lecturas: 508

Uno de los sobrevivientes del ascenso del elenco de Mar del Plata a la Primera Nacional, Gonzalo Lucero, habló con Solo Ascenso mientras atraviesa el aislamiento obligatorio en Mar del Plata y dio su parecer sobre las resoluciones de AFA y el futuro de los futbolistas.

Sobre cómo se encuentran en el club en cuanto a los sueldos y el contrato que finaliza el 30 de junio, expresó: “Estamos bien con el tema del pago, estamos al día. Confío en que se va a respetar el contrato y no vamos a tener inconvenientes”.

Además, detalló que siguen con los entrenamientos: “Estamos comunicados por Zoom y por el grupo de WhatsApp. No me liberaron pero me dieron la opción de pasar la cuarentena en mi casa, en Neuquén. Así que estamos entrenando con lo que tiene cada uno en el lugar donde se encuentra respetando la cuarentena”.

De la decisión de AFA de dar por finalizada la temporada, pero jugar un Reducido por ascender, manifestó: “Mi opinión es que fue una decisión apresurada, porque es injusto decidir con el dedo quién participaría de un supuesto Reducido. Nosotros estamos a pocos puntos de entrar al Reducido y dejarnos afuera, eligiendo con el dedo, sería bastante injusto. En mi humilde opinión tienen que ascender los dos punteros de cada zona, sería lo más justo”.

Lucero también opinó sobre el futuro de los futbolistas: “Creo que va a haber una solución porque es una locura pensar en estar más de cuatro meses parados y sin recibir un salario. Aparte me cuesta pensar que siempre el perjudicado termina siendo el jugador, cuando el protagonista principal somos nosotros. A la mayoría de los jugadores se nos vence el contrato en junio y es una preocupación, porque por lo general vivimos el día a día, por lo menos en mi caso”.

“Todos los días cuando me levanto me pongo a pensar en el futuro, porque si no llega a haber una solución, tendré que salir a buscar otra fuente laboral. Tendré que sacar mi título de profesor de educación física obtenido hace pocos meses (risas)”, concluyó.

Mauro Labaen

comentarios

notasrelacionadas

notasanteriores

másleídas