Primera Nacional | AFA

El ascenso del Taladro a Primera

En 2001 Banfield fue el mejor de todos y logró dar el salto a la máxima división luego de una recordada final frente a Quilmes que se definió en el Centenario.

Publicada: 27/06/2020 18:38:51

Lecturas: 1431

El 11 de octubre del 2000 fue un antes y un después en la vida de Ramón Mané Ponce y su vínculo con Banfield. Es que en esa jornada asumió de forma interina en el banco del Taladro, sin saber que se iba a quedar por varias fechas e incluso que iba a lograr el ascenso a la máxima categoría del fútbol argentino.





Fueron 22 partidos invictos que culminaron con la consagración en la cancha de Quilmes luego de un camino fructífero en un plantel plagado de figuras y armado por Oscar Cachín Blanco. “Fue él quien armó el grupo y le agradezco que haya confiado en mí”, reconocía Mané una vez sentado en el banco.

El Taladro supo tener una estructura bien definida: Christian Lucchetti en el arco, Sanguinetti en el fondo, con Adrián González y Raposo en los extremos; por su parte, Leiva y Del Río se repartían el mediocampo acompañados de Santa Cruz y Damián Giménez. Más arriba, Garrafa Sánchez para asistir a Leeb (16 goles) y Forestello (siete festejos).





Los del Taladro salieron segundos en la Zona Metropolitana con 49 unidades, tan solo un punto por debajo del puntero Quilmes. Y justamente con el conjunto Cervecero fue la final tras eliminar a Instituto de Córdoba en semifinales.

Luego del 2-1 como local, el equipo banfileño debía viajar al Estadio Centenario con la necesidad de sostener el resultado para el grito definitivo. Y logró conseguirlo tras golearlo por 4-2 en lo que fue una consagración histórica que culminó con incidentes por parte de la hinchada local.


Solo Ascenso

comentarios

notasrelacionadas

notasanteriores

másleídas