“Me despertaba a la madrugada escuchando los rezos de las mezquitas”

Luciano Theiler

Publicada: 18/08/2020 00:00:00

Entrevista: Gastón Adur


Las Islas Maldivas son el país más pequeño de Asia y este archipiélago se destaca por ser un gran destino turístico con playas excéntricas, y en el que curiosamente el fútbol es el deporte más popular del lugar.

La disciplina más popular del mundo llegó a regiones inimaginables y les abrió grandes posibilidades a varios futbolistas para que puedan desarrollarse en esos lugares. Este es el caso de Luciano Theiler, el protagonista de #AscensoEnExportación de esta semana y que jugó en el país insular.

Theiler es uno de los cuatro argentinos que jugó en este país. En 2008, Victory SC, que había sido el último campeón, decidió contratar al cordobés que hoy es el actual entrenador de Deportivo Maipú.

Solo Ascenso - ¿Cómo es que se dio tu llegada a Maldivas?

Luciano Theiler - Por medio de un representante Juan Goris, él me acerca a Maldivas. El club jugaba un torneo internacional, la AFC Cup, que sería como la Sudamericana de acá y jugamos contra Malasia, Hong Kong y Singapur.

SA - Maldivas es conocido por ser un país turístico y con unas playas muy bonitas, ¿cómo es vivir allí y cómo fue tu adaptación?

LT - El país es único, muy particular, hermoso desde lo natural, las playas, las islas. El país sufre mucho la falta de espacio, es muy chico. Nosotros entrenábamos en mitad de cancha y los rivales en la otra mitad. La gente es muy cerrada, la comida muy picante y rezan cinco veces al día. Me despertaba a la madrugada escuchando los rezos de las mezquitas.



SA - Teniendo en cuenta todos estos factores, ¿ a nivel deportivo, cómo fue tu adaptación?

LT - Al principio fue difícil porque no conocía el idioma. Al segundo día de llegar al país fuimos a jugar a Singapur, yo no sabía cómo se llamaban mis compañeros, los apellidos se escribían de una manera y se pronunciaban de otra. Me adapte rápido, en cuanto al juego tenía muchos compañeros locales de Selección. Los resultados ayudaron mucho.

SA - ¿Particularmente que fue lo que más te costó en la adaptación?

LT - La comida, era muy picante, y las costumbres del país. Ellos rezan cinco veces al día y el día de descanso es el viernes.

SA - ¿Se puede comparar en algo el país con Argentina?

LT - No se puede comparar. Es un error pretender que uno tiene que seguir pensando igual que cuando estás en Argentina. Todo es diferente, hay que adaptarse. Es ahí, en lo desconocido, dónde se produce el crecimiento.

SA - ¿Cuál es el nivel de la liga y que enseñanzas te dejó el fútbol de allá?

LT - El nivel es como una categoría de ascenso de acá. En la copa contra clubes de otros países tiene buen nivel. La experiencia fue muy productiva desde lo personal, para crecer como persona, ver otras culturas. Deportivamente era un desafío ir a otro país y poder rendir. Cuando uno es extranjero las exigencias son mayores.

SA - ¿Cuál es el recuerdo más lindo que te quedó del país?

LT - La naturaleza. El aeropuerto es una isla donde entra la pista muy ajustada. El color del agua, los peces, el clima. Es un país para vacacionar.

SA - ¿Qué consejo le daría a un entrenador o futbolista que quiera ir a jugar o dirigir a Maldivas?

LT - Hay que adaptarse al país, a las características de los jugadores, a entrenar en media cancha sintética y a las particularidades de la liga.


comentarios

notasanteriores