“Me levantaba a las seis de la mañana y la gente ya estaba comiendo frito”

Maximiliano Ayala

Publicada: 26/06/2020 00:00:00

Entrevista: Gastón Adur


La Región Administrada Especial de Macao es una de las regiones administrativas especiales que conforman China. Inicialmente fue una colonia portuguesa, pero a fines del siglo XX pasó a manos China. Macao es una de las regiones más ricas del mundo, con una economía economía fuertemente dependiente del juego y el turismo.

A ese lugar fue a jugar Maximiliano Ayala en 2011. El delantero surgido en Independiente de Avellaneda y con pasado en Sarmiento de Resistencia, San Telmo y Chaco For Ever fue el único argentino en jugar en la Liga de Macao y es el protagonista de esta semana de #AscensoEnExportación.



SA- ¿Cómo fue tu llegada al fútbol de Macao?

MA- Yo llegué primero a Hong Kong de la mano de Sergio Timoner que estaba dirigiendo a Happy Valley de lo cual después los hongkoneses me rescindieron el contrato porque no estaban de acuerdo conmigo. Yo no había ido bien físicamente y el fútbol de allá es muy dinámico. Estuve dos o tres meses en Hong Kong y Timoner hizo el contacto para que vaya a jugar a Macao y querían que me quede a jugar ahí, pero yo no quería saber nada. La verdad que quedaron lindas experiencias de Macao y esto es lo lindo que tiene el fútbol, que se puede experimentar y que no tiene un solo idioma ya que no tenía problema para jugar, y de alguna manera te haces entender.

SA- ¿Que fue lo primero que te impresionó de un lugar como Macao? ¿Cómo fue la adaptación?

MA- Lo primero que me impresionó fue la gente, la multitud que hay por las calles. Yo me levantaba a las seis de la mañana, vivía en el centro de Hong Kong y la gente ya estaba comiendo frito. Yo todavía no desayunaba y ya se te impregna el olor a frito en la ropa, era muy fuerte, me sacaban todas las ganas de desayunar. La adaptación es como en todo lugar, acá está la diferencia que te vas adaptando y vas hablando de a poquito por el idioma. Allá tenía de compañeros a unos brasileros y españoles que me hablaron desde el primer momento, me mostraron donde comían y había comidas parecidas. Caí en un lugar con gente buena que me daba una mano y me la pasaba con Sergio Timoner, con su hermano, y estábamos todo el día juntos. Eso si estaba con el mate para todos lados.



SA- En cuanto a lo futbolístico, ¿cómo era el nivel en esta liga poco convencional?

MA- El nivel era bueno, iban jugadores de todos lugares del mundo y de diferentes países como Argentina, Portugal, Brasil, Francia, Nigeria. Hay buenos jugadores, después de 2012 para adelante se volvió más competitivo porque trajeron jugadores de renombres. La liga era linda, la verdad que había buena competencia y se veía. Sus ciudadanos se llevaban bien con el fútbol, no son los más pasionales, pero había un 60 por ciento de pasión por parte de la gente. Ellos lo toman como un trabajo, los futbolistas son trabajadores que van y tienen que cumplir un horario. Vos vas entrenas, jugas y te pagan, no sos un ídolo.

SA- ¿Se puede comparar en algo el fútbol de Macao con el de Argentina?

MA- Se puede comparar en algunas cosas que tiene en la forma de jugar. Pero no se puede comparar, hay un abismo muy grande entre el fútbol argentino y el de allá. Es demasiado el abismo, demasiado. Hay mínimas cosas que se pueden comparar, pero es imposible hacer una comparación a nivel general.



SA- ¿Te hubiese gustado seguir en esa liga?

MA- Me hubiese gustado seguir, hoy en día con el diario del lunes me hubiese gustado seguir. No me arrepiento para nada de la decisión que tomé en el momento, soy de esos que tratan de no cuestionarse nada, de decir si hubiera hecho esto, si hubiera hecho lo otro. Lo hice en ese momento y con la edad que tuve me faltó madurez, pero en ese momento tomé la decisión y me pareció correcta. Hoy con el diario del lunes creo que no tuve la madurez suficiente para seguir estando ahí.

SA- ¿Qué consejo le darías a un colega que quiere jugar en Macao?

MA- Hoy el fútbol está más visto, si se da la oportunidad les aconsejaría que vayan ya que es trabajo, es su bienestar y futuro para la familia. Tienen que ser conscientes siempre de ir acompañados porque se necesita una compañía y que puede crecer mucho a nivel humano y a nivel futbolístico. Hay veces que nos encajamos en el sistema del fútbol argentino, pero si te llega a tocar ir ahí hay que hacerlo de la mejor manera porque es trabajo y en tiempo de crisis hay que mirar lo monetario ya que te ayuda mucho.


comentarios

notasanteriores