Primera C | SAN MARTIN (BURZACO)

“Nos acompaña para siempre”

Federico Scurnik recordó con mucho cariño a Emanuel Ortega, habló de aquel fatídico accidente y sostuvo que no hay que dejar de pensar en él: “Es un compromiso de corazón”.

Publicada: 14/05/2019 17:22:30

Lecturas: 686

El 14 de mayo, desde hace cuatro años, además de ser el día del futbolista, dejó de ser un día más. La muerte de Emanuel Ortega cambió la historia de nuestro fútbol, de nuestro querido ascenso. Y uno de sus compañeros en San Martín de Burzaco lo homenajeó y recordó con gran cariño.

Federico Scurnik al respecto de aquel trágico suceso, soltó: “Todo queda en segundo plano, en ese momento no había jerarquía, estaban los dirigentes, cuerpo técnico, jugadores y éramos todos pares en ese momento. Me acuerdo de todo como si lo estuviera viviendo ahora”.

Y en diálogo con Solo Ascenso, el arquero añadió: “Estábamos el último día, el día de la operación que no se pudo revertir, en dónde hubo que contener a la familia, viajar al velorio. Son cosas que al vivirlas y experimentarlas es imposible dejar atrás”. Un momento de dolor para él, la familia Ortega y todos nosotros.

Además, el 1 destacó cómo era el joven defensor. “Elijo la posibilidad de recordar lo mejor que compartimos con él. Con mucho cariño porque fue muy humilde, muy respetuoso y llamaba mucho la atención porque venía del plantel de Primera de Banfield y se tuvo que reacomodar a todas las falencias que hay en el Asenso”, indicó

“Se hizo querer muy rápidamente. Fue muy corto el tiempo que estuvo con nosotros y a partir de lo que pasó nos acompaña para siempre”, continuó. Y explicó que le pidió la familia de Emanuel: “Que lo tengamos siempre presente y es un compromiso que nosotros tenemos de corazón. La remera sigue estando y en la cinta de capitán llevo su imagen y así va a ser hasta que no juegue más. Tratamos de tenerlo presente en cada momento”.

A su vez, contó cómo lo vivió él mismo la partida y por qué elige representarlo con una remera y la cinta. “Es un compromiso con la familia. Al volver de Jujuy era muy difícil continuar, encontrarle sentido. El empuje y el pedido de su familia de continuar por él, por honrar su memoria”, explicó.

Y contundente, el Ruso siguió: “No pretendo que todos salgan con la camiseta, pero si el respeto a la memoria y entender que estamos usando camiseta de un chico que dejó su vida. Esas cosas hay que respetarlas y valorarlas. Es el compromiso y la obligación por responder de esa manera. De mi parte y del club que siempre lo han tenido presente, que le ha puesto el nombre a la platea nueva. Son formas de reconfortar a la familia, tenerlo presente y que no haya sido en vano”.

Después de lo que pasó, Scurnik reconoció que después de cuatro años nada cambió en la categoría: “Más que las colchonetas no mucho más. Lamentablemente los jugadores de futbol de estas divisionales que no retribuyen tanta ganancia para la gente que nos representa, se hace muy difícil conseguir más cosas”.

“Por lo menos conseguimos que reflexionemos. A veces la vorágine de querer seguir estando uno lo hace a cualquier precio. Cuando pasan estas cosas uno reflexiona y dice que nos están maltratando, cosas que nos están faltando, muchas que nos tendrían que solucionar la gente que nos representa”, agregó el ex UAI Urquiza y Laferrere.

“Nada es suficiente para que tomen conciencia que hay que emparejar para arriba, si no se hace es por falta de interés”, reconoció. Y lamentó: “Lo que vivimos aquel día y lo que vino después fue muy duro. Todo lo que se fue consiguiendo, mucho o poco, es para honrar la memoria de Emanuel y que la familia vea que lo que sucedió no fue en vano. El cambio no fue tan sustancial como hubiésemos querido”.

Al respecto, el portero de 35 años remarcó: “Hoy los jugadores pueden reflexionar y tomar consciencia de lo que no se está haciendo bien, que las podemos reclamar y no pasa por quedar afuera de un club o no tener club seis meses o un año, pasa porque se perdió una vida de una forma absurda y no tenía que haber pasado si se ponía un poco de atención”.

Y a pesar de todo, Scurnik es consciente que una familia perdió mucho más que un amigo o compañero. “Más allá que todos lo sufrimos, hay personas que el sufrimiento es cotidiano. Me puedo poner una remera una vez a la semana y hacer un descargo en una fecha conmemorativa, pero hay personas que son las principales víctimas, los que lo recuerdan en todo momento y es su familia”, admitió.

“Después de conocerlos y ver la forma en que llevan adelante este dolor, es todo muy secundario. Todo lo que podamos hacer para recordar y honrar su memoria, es todo para la familia”, añadió. Y con Emanuel Ortega siempre presente, culminó: “Lo principal es recordar y no dejar que su memoria quede en el olvido con el correr del tiempo”.

Federico Meza

comentarios

notasrelacionadas

notasanteriores

másleídas