Primera Nacional | INDEPENDIENTE RIVADAVIA

El descargo de Ignacio Berrios

El presidente de Independiente Rivadavia se refirió a los incidentes que decretaron la suspensión del partido con Atlanta. “Es una gran sensación de inseguridad”, dijo.

Publicada: 11/02/2020 21:16:08

Lecturas: 3235

Una vez más, la violencia ganó en nuestro fútbol argentino. La interna de la barrabrava de Independiente Rivadavia explotó el domingo en el Bautista Gargantini y debido a los graves incidentes, se terminó suspendiendo el partido con Atlanta del que no llegaron a jugarse ni cinco minutos. Y el que se refirió a ello fue Ignacio Berrios, presidente de la Lepra, en diálogo con Solo Ascenso.

El mandamás relató en primera persona lo que observó: “Primero se sienten dos o tres detonaciones, corridas de gente y el ingreso de algunos enmascarados que aparentemente con una actitud violenta y armas blancas en la mano, amenazan a la gente. No sucede ningún hecho a la vista de agresión, pero sí el desplazamiento de la gente hacia los costados y posteriormente a la salida. Y la gente que quedaba, cantando agresivamente y causando temor”.

Y siguió: “La policía infiere que son disparos de arma de fuego y ante la imposibilidad de detectar quien la poseía o utilizó, declaró que las garantías no estaban dadas y el árbitro determina la suspensión del partido”. A su vez, explicó: “Hubo herido alguien que se golpeó o lo golpearon en la cabeza y alguien que se cayó en la tribuna, no hubieron otros heridos conocidos por nosotros al menos. No fue muy prolongado, pero por la inseguridad se consideró necesario suspender el partido”.

Por otra parte, descartó que sea un acto contra la dirigencia. “No existe ningún indicio que haya disconformidad con la Comisión Directiva. Recientemente hemos hecho una convocatoria de socios para hacer aportes extras y hemos tenido un éxito rotundo, tenemos muy buen trato con todos. Nos queda poco tiempo de conducción, solo unos meses”, sostuvo.

Y añadió: “No tenemos ningún tipo de inconveniente político interno, yo no voy a confrontar en la próxima elección, ya me retiro y no soy enemigo de nadie”. Sobre sus sensaciones por lo sucedido, expresó: “Uno tiene predominantemente, aparte de la tristeza y desazón, una sensación de gran inseguridad. Uno ha hecho todo, pagar un servicio policial (270 mil pesos) que nos cuesta una fortuna, más la parte privada (70 mil pesos). Tenemos todas las medidas tomadas y las precauciones que había que tener y la cosa se desmadra, entran los violentos y hacen lo que quieren, nos ponen en una mala posición en cuanto a lo deportivo”.

Sobre la posibilidad de continuar jugando el partido, el mandamás de la Lepra remarcó: “Traté pasarlo para el lunes, y me dijeron que debía pasar por el Tribunal de Disciplina inexorablemente. En ese caso nos coloca en una situación de vulnerabilidad para que nos sancionen económicamente, con algún tipo de restricción en nuestra cancha y ni queremos pensar que nos puedan quitar puntos”.

“Nos ocasionan un deterioro en lo económico, en la imagen institucional muy importante, uno es impotente y con todo lo que hace no llega a cubrir todo lo que se le exige, uno más que pensar en renunciar piensa en quizás habría que dejar paso a uno con mayores poderes, capacidad de contacto y relacionarse con autoridades para ser más efectivos que nosotros”, afirmó Berrios. Y cerró: “Uno tiene sensación de impotencia y no tenemos los elementos para competir con la violencia”.


Entrevista: Diego Fernández

Solo Ascenso

comentarios

notasrelacionadas

notasanteriores

másleídas