Primera D | JUVENTUD UNIDA

No pudo afuera

El Lobo Rojo cayó como visitante de Puerto Nuevo por 3-1. Luciano Pérez había empatado para los de San Miguel, que otra terminaron con 10, por la expulsión de Konecny (foto).

Publicada: 15/09/2019 18:13:45

Lecturas: 283

Juventud Unida visitaba a Puerto Nuevo con la intención de convertir en racha el buen arranque de torneo que había tenido superando a Yupanqui por 1-0 en San Miguel. Sin embargo, la excursión a Campana no fue para nada positiva, ya que el Lobo Rojo no sólo no consiguió los tres puntos sino que perdió además a uno de sus referentes, Brian Konecny, por expulsión, para el próximo partido.

El Portuario comenzó mejor el partido, y consiguió ponerse en ventaja cuando apenas se habían superado los 10 minutos iniciales. Fue una buena jugada por izquierda que derivó un centro atrás. García tapó en el primer intento, pero nada pudo hacer con el rebote que le quedó a Nicolás Rodríguez para poner en ventaja al local.

Y para complicarle más el panorama de cara a lo que venía, cuando moría el primer tiempo, Brian Konecny saltó a disputar arriba una pelota, el juez vio infracción y lo expulsó por segunda amarilla. Por segunda vez consecutiva, el Lobo Rojo queda con 10 hombres en la etapa inicial. Todo complicado para los de Juan Steinbach.

Pero pese a jugar en desventaja numérica, Juventud Unida salió bien al segundo tiempo, y madrugó al local con una guapeada de Luciano Pérez, que se fue solo contra las marcas, pasó y cruzó el zurdazo para poner el empate parcial. El Lobo Rojo encontraba así agua en el desierto, con el panorama complicado que tenía por delante.

Y la alegría la duró poco a Juventud Unida, porque apenas pasados los 15, Nicolás Rodríguez volvió a aparecer para adelantar a Puerto Nuevo. Fue tras un tiro de esquina desde la izquierda, la pelota cruzó toda el área y del otro lado estaba el defensor para meter un derechazo cruzado que se clavó arriba. Muy lindo gol para el 2-1.

Fue una ráfaga del local, que sobre los 20 liquidó el encuentro. Si el segundo había sido lindo, el tercero fue un golazo para cerrar la jornada. Campana tiró un sombrero en la mitad de la cancha, vio adelantado a García y metió un zapatazo de 40 metros que se clavó por encima del arquero visitante.

Quedaba todavía más de 25 minutos, pero Juventud Unida no tuvo reacción. La distancia en el marcador era grande, el golpe anímico de recibir dos goles tan pronto y el cansancio de jugar con un hombre de menos terminaron de matar las ilusiones de un equipo que no pudo luchar para achicar la diferencia.

Fue final y un freno para la ilusión de Juventud Unida, que ahora deberá ponerse a pensar en el próximo partido, ante Deportivo Paraguayo en condición de local. Para ese encuentro, podrá reencontrarse con Alexis Beltrán en cancha, tras su suspensión, pero no podrá contar con Brian Konecny por la roja vista esta tarde.

Mariano Perusso

comentarios

notasrelacionadas

notasanteriores

másleídas