ESTUDIANTES

15.08.18 09:59

El más grande

El Pincha celebra 120 años de vida, algo que ningún club de la Primera B Metropolitana puede presumir. Amateurismo, la caída y las últimas alegrías en su historia.

Fundado por alumnos de los colegios Mariano Moreno y Nacional de Buenos Aires, de ahí surgió su nombre. Nació en plena Capital Federal, en el corazón de Buenos Aires. Es el más grande de la B Metropolitana. El más antiguo.

Fue uno de los primeros grandes clubes del fútbol argentino, en la época amateur. Comenzó a jugar en la Segunda división en 1902. Un año después consiguieron el ascenso y fueron protagonistas de la máxima categoría.

En 1910 jugó la final de la Copa Competencia ante Peñarol de Uruguay. Pero la lluvia obligó a suspender el encuentro a los 12 minutos y quedó sin ganador. El Pincha hizo historia en ese año al ser el primer equipo argentino que salió a jugar por fuera del Río de la Plata, al realizar una gira por Brasil. Allí ganó los cuatro partidos que disputó y marcó 23 goles.

Previamente, en ese año, había conquistado la Copa Competencia Jockey Club, reconocida por la AFA como título oficial. En la década de 1920 se hizo marcada las diferencias económicas entre distintos clubes, lo que llevó en 1931 al proceso de profesionalismo, el que sufrió considerablemente el Pincha. Al dividir a las instituciones entre profesionales y amateurs, Estudiantes decidió no convertirse rápidamente en un club que pagara a sus jugadores. Allí, cayó en la segunda división, sus principales figuras migraron hacia las instituciones que estaban dispuestas a pagar y comenzó a perder seguidores a raíz de la poca visualización que tenía ese certamen al lado de la Liga Profesional.

Para peor, una polémica reestructuración del fútbol hizo caer a Estudiantes junto con otros nueve clubes en la tercera categoría, posteriormente llamada la Primera C. Hasta 1959, cuando tocaron fondo y descendieron a la Primera D, por entonces la cuarta categoría.

Increíblemente ese descenso le dio el envión necesario para renacer. En 1963, conjuntamente con la inauguración del actual estadio en Caseros, el equipo ganó su zona y obtuvo el subcampeonato. Pese a haber hecho los méritos deportivos, igualmente asciende por una nueva reestructuración. Dos años más tarde también ganó la Primera C y llegó a la segunda división.

En 1974 llegó la primera posibilidad clara de ascender a la Primera. Pero el Pincha perdió la final ante Unión de Santa Fe por 1-0. Tres años después, tras una gran campaña, empató 2-2 contra Villa Dálmine en el estadio de Tigre y consiguió el tan ansiado ascenso. Histórico. Una vez en Primera, lograron como gran hazaña un 0-0 ante Boca, el por entonces campeón de América, que le sirvió el título en bandeja a Quilmes. Finalmente el Pincha descendió por la diferencia de un punto con Platense.

Su primer estadio estuvo en donde hoy es el Rosedal de Palermo, en el corazón de la Capital. Tuvo una segunda cancha en aquel barrio y también en Devoto, hasta que en 1963 inauguraron el hoy conocido como Estadio Ciudad de Caseros.

Llegó una nueva reestructuración. En 1986, Estudiantes quedó décimo y pasó a jugar en la Primera B Metropolitana ante la creación de la Primera B Nacional.

Diez años más tarde tuvo la oportunidad soñada y el partido histórico. Jugó el Reducido y la final fue ante el rival de toda la vida: Almagro. En la ida, en el estadio de Platense, igualaron 2-2. En la vuelta, en Chacarita, goleó Estudiantes por 5-1.

Tras el descenso en 1999, llegó la última gran alegría en el 2000. Venció en la final por 3-1 a Sarmiento y perdió por 2-0 en la vuelta. Sufrió más de la cuenta, pero festejó.

Desde 2011 en adelante, el club está en franco crecimiento. En aquel año inauguraron las luces artificiales del estadio.

Por último, la mayor alegría de los últimos años llegó en la Copa Argentina 2012/13. En la instancia preliminar venció a Centro Español por penales y a Deportivo Riestra por 2-0. Luego pasó a Defensa y Justicia por 3-0, que en esa época jugaba en una categoría por encima. Hasta que lo mejor llegó en 16avos de final: el Pincha derrotó a River por 1-0. Posteriormente pasó por penales a Banfield, por 1-0 a Talleres de Córdoba y finalmente cayó tras la definición desde los doce pasos ante San Lorenzo en semifinales.

Hoy por hoy, el club está siempre peleando por un ascenso a la Primera B Nacional. Pero la historia es clara. Estudiantes es el más grande de la B Metro por un dato simple: ninguno nació antes que él, ninguno tiene los 120 años que está cumpliendo el Pincha.

Ignacio Cruz

comentarios

notasrelacionadas

TRISTAN SUAREZ

Clavó los dientes

El Albiazul venció por la mínima a Fénix, rompiendo así la racha adversa de siete encuentros sin triunfos en condición de visitante. El tanto fue de Luis López.

TALLERES (R.E)

Tropezó en Munro

El equipo de Gustavo Noto no pudo sumar ante Colegiales, perdió 2-0 y continúa en la zona baja de la tabla. Arce y Chávez le dieron el triunfo al Tricolor.

ATLANTA

El recibimiento en Villa Crespo

El Bohemio volvió tarde de Floresta, tras ganar el clásico, y la gente se acercó al club para recibir al plantel y, sobre todo, al Pepe Castro, que cada vez es más ídolo.

ATLANTA

Una odisea para salir

El plantel, dirigentes y periodistas del Bohemio debieron esperar una hora y media para irse del estadio por incidentes entre la Policía e hinchas de All Boys.

COLEGIALES

Volvió al triunfo

Luego de tres fechas sin poder ganar, el Tricolor volvió a sumar de a tres tras vencer 2-0 a Talleres en el cotejo postergado de la fecha 15. Arce y Chávez anotaron los goles.

ATLANTA

Se vistió de candidato

El Bohemio visitó Floresta, superó a All Boys de principio a fin y se llevó tres puntos importantísimos. Dos de Colombini y uno de Modesto le dieron el 3-2 definitivo.

notasanteriores

Más arriba no hay nada

El Pincha sacó a relucir la chapa de candidato y ganó sobre el final ante San Telmo. Fue 2-1 con un doblete de Lionel Altamirano. Le sacó distancia a sus perseguidores.

No mirar hacia abajo

El Pincha recibirá a San Telmo con el objetivo de cortarse un poco más y sacarle cinco puntos de ventaja a los escoltas, con los partidos pendientes en la cabeza.

Paso en falso

El Pincha cayó por 2-1 en su vista al estadio Claudio Tapia ante el local Barracas Central. El equipo de Martínez no dio el último toque y permitió que el Guapo se prenda.

“Es un privilegio jugar en este equipo”

Emanuel Ibáñez mostró todo su orgullo del plantel que conforma en una entrevista exclusiva con Solo Ascenso. Explicó el empate con San Miguel y anticipó el próximo partido.

másleídas