Primera C | DOCK SUD

“Me explota el corazón de felicidad”

Diego Jaime, jugador del Docke, recibió el alta médica luego de once meses sin jugar por una grave lesión, y le expresó a Solo Ascenso su felicidad por volver a entrenar.

Publicada: 05/11/2019 00:43:41

Lecturas: 2174

Once largos meses pasaron y muchas cosas ocurrieron en Sportivo Dock Sud. Allá por octubre de 2018, Diego Jaime sufría la rotura del tendón rotuliano de su rodilla y empezaba a vivir su calvario.

La dirigencia del Docke se movió rápidamente para que pueda ser operado y comenzar con la recuperación. Llevó tiempo, pero finalmente el delantero recibió el alta médica y realizó su primer entrenamiento: "Las sensaciones son muy lindas, muy feliz de haber vuelto a hacer fútbol. Me explota el corazón de felicidad" expresó el jugador.

En diálogo con Solo Ascenso , Jaime continuó: "Después de un largo tiempo me siento bien físicamente. Me falta un poco de ritmo futbolístico, pero eso a medida que pasen los días lo voy a ir recuperando".

"Nunca pensé en dejar de jugar", aseveró el jugador, que se mantuvo mentalmente fuerte en su parate: "Se me cruzaron muchas cosas por la cabeza. Sabía que tenía una prueba muy difícil que superar, me propuse salir adelante y puedo decir que lo logré", agregó.

Además, destacó que tuvo su sostén en sus seres queridos: "La familia, mis hijos sobre todo, mi mujer, mis viejos, mis hermanos y mis dos mejores amigos, Luis y Julio, que siempre estuvieron muy cerca mío y siempre voy a estar agradecido", vociferó.

También mencionó el aporte de la dirigencia: "Se portaron muy bien, se movieron muy rápido en cuanto a los estudios y acelerar la operación". contó.

"Siempre estuve al lado de mis compañeros. En un momento me costó por la movilidad, pero en cuanto empecé a caminar no me perdí ningún partido y aparecía en los entrenamientos, aunque no podía hacer casi nada. Me cambiaba y compartía el vestuario. Ellos siempre estuvieron, con un mensaje o una llamada" agregó Jaime.

Al ser consultado por su relación con Guillermo De Lucca, entrenador del Docke, el Delantero fue claro: "Hablo con el DT, el ayudante y el profe, están pendientes y eso a uno le da muchas más ganas para seguir metiéndole y estar en la consideración como cada uno de mis compañeros". soltó.

Ya pasando a lo futbolístico, Diego opinó acerca del rendimiento del equipo en el torneo: "Arrancamos de menor a mayor, con algunas complicaciones, pero lo pudimos superar y llegar a este buen momento. No podemos relajarnos, el grupo está bien, quedan cinco finales y las tenemos que enfrentar como tales".

Y agregó: "Tenemos un objetivo grupal, pero también uno a nivel personal se propone metas. Tratar de dejar todo en los entrenamientos e intentar jugar unos minutos de acá al final del torneo".

Por último, agradeció a todos los que lo apoyaron: "Mi familia, hijos, amigos, suegros, compañeros, la gente de agremiados, los kinesiólogos que me bancaron durante diez meses y es como mi segunda casa, y en especial a Juan Crespo, que fue el que hizo el seguimiento hasta el día de hoy", cerró.

Ezequiel De Bella

comentarios

notasrelacionadas

notasanteriores

másleídas