Primera Nacional | DEFENSORES DE BELGRANO

Puro fuego

En el último partido del año, el Dragón le ganó por 2-1 a Tigre y cerró una brillante primera rueda con un verdadero triunfazo. Giménez y Benegas marcaron los goles.

Publicada: 02/12/2019 00:40:03

Lecturas: 1495

+ Ficha del Partido

La alegría es solo roja y negra. Clasificado a la próxima Copa Argentina, con un invicto de 13 partidos y con el tercer puesto asegurado en la Zona B, Defensores de Belgrano cerró una brillante primera rueda de campeonato con un gran triunfo ante Tigre por 2-1.

La expectativa era grande y el Dragón no defraudó a su gente, que le dio un marco espectacular al partido más esperado del año. Con mucha garra, un gran compromiso y las ganas de demostrar que siempre quiere más, el equipo dirigido por Fabián Nardozza se quedó con una victoria merecida, ante un Matador sin ideas ni claridad.

El Rojinegro comenzó a generar peligro a través de Ezequiel Aguirre, con dos disparos que se fueron cerca. Finalmente, a los 30' Marcos Giménez mostró toda su calidad y marcó el 1-0 con un tiro libre exquisito. De nada sirvió la volada de Gonzalo Marinelli, porque el zurdazo del Loro tenía destino de red. La visita se encontró con el empate a los 44' de penal, tras una falta en el área de Leandro Martínez Montagnoli que Emanuel Dening cambió por gol.

En la segunda etapa, Defensores no perdió intensidad y a los 58', tras una gran recuperación en campo contrario de Aguirre y un posterior error grosero de Ignacio Canuto, Nicolás Benegas quedó cara a cara con Marinelli y no perdonó. El misionero marcó el 2-1 y desató el delirio en el Bajo Núñez.

El elenco de Pipo Gorosito nunca encontró el camino para inquietar a Sebastián Giovivni y el DT se dedicó a acumular jugadores en el ataque, pero que literalmente no patearon al arco, por lo que Defe no pasó demasiados sobresaltos para cuidar el resultado. De esa manera, el local se quedó con una victoria más que justa por lo que mostró en la cancha.

Defe cerró un muy buen semestre en el que solo perdió un partido y en condición de visitante (vale decir que también de manera injusta). También tuvo pasajes de buen fútbol, pero puso corazón cuando fue necesario. Con humildad y mucho trabajo, este plantel se ganó los aplausos del público que se fue exultante del Bajo Núñez y reconoció en todo momento el esfuerzo y la entrega del equipo.

Con sonrisas y abrazos cerró el 2019 el Dragón, que sigue prendido en los primeros puestos y se ilusiona con seguir echando fuego.



Melisa Ojeda

comentarios

notasrelacionadas

notasanteriores

másleídas