Primera Nacional | BELGRANO (CÓRDOBA)

El primer once de Constantín

El entrenador interino del Pirata paró en la fábrica de fútbol un equipo tentativo para recibir a Ferro. El DT propuso cambio de esquema y muchos nombres nuevos.

Publicada: 09/10/2019 12:19:44

Lecturas: 1180

La partida de Berti dejó un tendal de dudas por Belgrano. El mal desempeño del equipo, sumada a la inalterable decisión del entrenador de no negociar ni el esquema ni los nombres (prácticamente usó siempre a los mismos 11), llevó a que Julio Constantín, al asumir como entrenador interino, tuviera que cambiar varios aspectos en el Pirata para empezar a soñar con una levantada.

Constantín, que dirigió al equipo en el cierre de la temporada pasada, y consiguió dos victorias (una por Copa Superliga y una por Copa Argentina) y una derrota (que lo dejó fuera de la Copa Superliga), aspira a convencer a la dirigencia de que es el indicado, por lo que apunta a conseguir pronto enderezar el presente del equipo y sumar puntos para tener su oportunidad como primer entrenador.

Este miércoles, en la práctica matutina de fútbol, paró su primer once como entrenador en su segundo interinato, y plantó algunos cambios con respecto a la derrota ante Atlanta. Para empezar, se deshizo del caprichoso 4-1-4-1 que sostenía Berti, y paró un 4-4-2 clásico, con dos delanteros de área como el hincha venía pidiendo hace tiempo.

En cuanto a nombres, metió tres cambios en la defensa: sólo se queda Erramuspe, mientras que Juan Salas, Joaquín Novillo y Juan Quiroga reemplazan a Juan Barinaga, Bruno Amione y Cristian Almeida. En el medio campo, Longo y Bernardello compusieron un doble cinco, con Techera por derecha y Luján por izquierda. Esto deriva en otras tres variantes: afuera Rivero, González y Lugo. En la delantera, Lencina acompañó a Vegetti, y salió Noir.

En total, se trata de un once en el que permanecen sólo cuatro jugadores del último encuentro: Franco (porque Rigamonti sigue lesionado), Erramuspe, Luján y Vegetti. ¿Le dará resultado al entrenador el cambio brusco de timón? El tiempo lo dirá, pero era claro que Belgrano necesitaba variantes y, si le sale bien, el Pirata tiene tiempo de recuperarse para soñar.

Mariano Perusso

comentarios

notasrelacionadas

notasanteriores

másleídas