Primera Nacional | ATLANTA

Tiene que compartir

El Bohemio intentó, con más ganas que fútbol, pero cayó con Platense por 2-1. Ahora, sigue siendo el líder, pero acompañado por Estudiantes de Río Cuarto y el Calamar.

Publicada: 02/12/2019 23:51:37

Lecturas: 2772

Atlanta no tenía un cierre de año sencillo por delante. Visitar a Platense nunca es fácil para el Bohemio, y menos en estas circunstancias, con la punta de la zona A en disputa. El cansancio acumulado volvió a pasar factura, los de Orfila no pudieron jugar como saben y fueron superados justamente por el Calamar.

De movida el local salió a imponer condiciones, con presión alta, para forzar errores en la salida de los de Villa Crespo. Si bien no las aprovechaba, era Platense el que tenía las más claras. Atlanta, en cambio, estaba activo pero impreciso en la creación. Los pases filtrados no llegaban a destino y los centros eran despejados.

El Calamar era más, y en la primera que tuvo clara, Susvielles encaró mano a mano a Ferrero y definió abriendo el pie para adelantar al local. Mazzantti y Pedrozo, con más lucha que otra cosa, eran lo mejorcito de un Bohemio sin fuerzas.

En el complemento, Atlanta mostró otra cara, salió mejor parado y retuvo unos minutos en su campo al local. Pero cuando mejor estaba el Bohemio, recibió el segundo golpe, en un córner, un cabezazo y la aparición por detrás del Bicho Rossi para fusilar a Ferrero.

Fue un gol anímico, pero el Bohemio no se entregó, siguió yendo y encontró el descuento con un poco de fortuna. Mazzantti metió un terrible zapatazo en un tiro libre, la pelota dio en el travesaño, pegó en la espalda de De Olivera y se metió. Atlanta seguía a tiro.

Pero en los más de 40 minutos que quedaron, no pudo generar peligro claro. Fue, con ganas, con el resto, a pura entrega, pero sin la creación que le permitió llegar a donde está. Lo más claro que tuvo fueron dos intentos de Mazzantti, uno incómodo, a las manos del arquero. Y otro desde afuera del área que obligó a De Olivera a esforzarse.

Platense, mañoso, le manejó el partido y los tiempos. La defensa visitante recurrió excesivamente a las infracciones, algo que le daba aire constantemente al local. Los de Villa Crespo padecieron como nunca el peso del año y no bastó con el coraje esta vez.

Con esta caída, Atlanta no pierde la punta de la zona, pero ahora la comparte con el propio Calamar y con Estudiantes de Río Cuarto. Justamente dos de los tres rivales que vencieron al Bohemio y, sin duda, los dos que realmente lo superaron en el campo en algunos momentos del juego. Se acaba el año deportivo y, aunque la imagen final no sea la mejor, si el hincha mira hacia atrás, tendrá que inflar el pecho de orgullo.

Mariano Perusso

comentarios

notasrelacionadas

notasanteriores

másleídas