Ascenso de Exportación

Tuesday 19 de February de 2019

“La calidad del jugador en el ascenso argentino es mejor que en Italia”

Franco Ruibal



Solo Ascenso (SA) sigue acumulando millas en la sección Ascenso de Exportación, y en un nuevo capítulo de este ciclo de entrevistas llegamos hasta la ciudad de Ancona, en el centro de Italia, a orillas del Mar Adriático y capital de la región de las Marcas. Ancona es famosa por sus playas, por la Catedral de San Ciriaco y por la Fontana del Calamo, fuente con máscaras de bronces de figuras místicas. Además, tiene uno de los puertos más grandes del país.

Allí se encuentra Franco Ruibal (FR), ex jugador de Los Andes, Dock Sud y Sportivo Italiano, actualmente jugando en el Unione Sportiva Anconitana. Club de la ciudad y con mucha historia fundado en 1905, con pasado en Serie A donde también jugaron los argentinos Oscar Ruggeri y Sergio Zárate allá por 1992/1993, y en la actualidad participando de la sexta categoría del Calcio.

En provincia de Buenos Aires, Franco Ruibal nació un 21 de febrero de 1991. Se formó como jugador en el club de Lomas, donde logró el ascenso al Nacional B en la temporada 2014. Luego, registró buenos pasos en la Primera C con el Docke e Italiano, antes de partir hacia el fútbol italiano.



SA- ¿Cómo es tu día en Ancona, Italia. Con quiénes vivís y que hacés en el tiempo libre?

FR- Vivo junto a mi esposa, que nos casamos el año pasado en Buenos Aires. En el día a día, aparte del entrenamiento, me encanta leer la biblia ya que soy una persona cristiana de mucha fe. Además, mi mujer va a una escuela donde está aprendiendo el idioma italiano.

SA-¿Qué es lo que más y menos te gustó de la ciudad, qué te sorprendió. Qué lugares conociste de Italia?

FR- Lo que más me gusta de Ancona es su historia de la ciudad, tiene una playa llamada Sirolo en la Costa Oeste del Mar Adriático que es una belleza. Un lindo centro que termina en el puerto de Ancona que es uno de los más grandes de toda Italia. Lo que menos me gusta es el inverno, por sus bajas temperaturas y hasta cae nieve. Conocí muchos lugares en Italia. Milán, en el norte, toda la región de la Marche que es el centro de Italia, Ancona, Roma, Nápoles en el sur. Lo que más me sorprendió de Italia son sus maravillas, su historia, ver de un lado las montañas y del otro el Mar Adriático es una cosa increíble.



SA-¿Qué similitudes y diferencias encontrás con Argentina?

FR- La Similitudes con Argentina son que acá tiene gente muy agradable como allá, tienen esa costumbre de en las fiestas juntarse en familia. La diferencia que es un país tranquilo y seguro, podés estar tranquilo de que hay seguridad, se respeta mucho las autoridades.

SA- Cómo se te dio la oportunidad, como llegaste a Ancona y el fútbol italiano?

FR- Llegó a Ancona, gracias a Dios. Jugué un año para la Civitanovece Calcio 1919, donde salimos campeones. Fui goleador del equipo con 23 goles, 18 en campeonato y 5 en Copa Italia. Luego me llamaron de un equipo como el Ancona, donde es un grande que estuvieron jugadores como Oscar Ruggeri y Sergio Zárate. No lo dudé en jugar para ellos, esta temporada donde confían en mis habilidades dentro del campo de juego. Actualmente estamos primero y llevo varios Goles. Me encuentro acá en Italia, Gracias a Dios que siempre estuvo conmigo. Toda la gloria y la honra siempre será para él. Sin Jesús nada de esto podría haber logrado.



SA-¿Cómo te llevás con el idioma, que frases aprendiste. Qué costumbres italianas adoptaste?

FR- Una frase muy conocida en italiano dentro del campo de juego es segna per noi, vogliamo vincere (marca para nosotros, queremos ganar). La hincha la canta todo el partido. Costumbre italianas; comer mucha pasta, su calidad es la mejor y es habitual en mi ahora, que la como siempre al mediodía.



SA- ¿Alguna anécdota que te haya pasado en Italia y quieras contar?

FR-Veníamos de una cena el año pasado con el equipo de la Civitanovece, en una camioneta que era del club. Un argentino que manejaba nos dice tenía poco combustible, pero que por experiencia para él llegábamos a destino. Confiamos en él y terminamos a las 12 de la noche en medio de una autopista varados jajaja. Tenía que ser argentino el que manejaba.



SA- Del fútbol de ascenso que recordás, de tu paso por Lomas, el Docke e Italiano?

FR- Tengo lindos recuerdos del futbol del ascenso. Los Andes fue el club donde me formé y debuté el 2011 con Mario Rizzi. Conseguí un ascenso en el 2014 a la B Nacional, con Fabián Nardozza como entrenador. En Dock Sud tengo una linda imagen, donde jugué por primera vez en un categoría muy dura como es la Primera C. Me ayudó a madurar en muchos aspectos. En Sportivo Italiano la primera temporada fue muy buena en donde hicimos un gran campeonato, pero por un punto de diferencia salió campeón Excursionistas. Todavía sigo en contactos con muchos ex compañeros, y personas del entorno. Son las cosas más lindas que nos deja el fútbol del ascenso.


SA- Seguís las campañas y los partidos del ascenso? ¿Qué similitudes y diferencias hay con el fútbol italiano?

FR- Sigo todo el fútbol del ascenso, particularmente en los clubes donde jugué. La diferencia en el juego es que acá se juega más ordenado, muchas estrategias y son fuertes. En Argentina hay más calidad de jugador en el ascenso, somos más desordenados pero la calidad de jugador en Argentina en el ascenso es increíble mejor que acá en Italia. La similitud que en los dos países se corre mucho.



SA- ¿Se sigue el fútbol argentino en Italia?

FR- Se habla mucho del fútbol de Argentina, pero la Primera División. Tienen muy buena mirada de los argentinos, tanto como dentro y fuera del campo de juego. Saben que un argentino te deja todo en una cancha de fútbol, eso los enloquece. Para ellos dicen que somos la mejor cantera de jugadores del fútbol para el mundo.

En el centro de Italia, Franco Ruibal hace patria a su estilo. Con su fe como estandarte y filosofía de vida, infla las redes de goles semana tras semanas y a pura gambeta, se lleva el aplauso de los hinchas italianos que reconocen el esfuerzo de un joven que se formó en el ascenso argentino.





Pablo Carletti


comentarios

columnasanteriores