“En Bulgaria, la gente no muestra felicidad en sus caras”

Lucas Masoero

Publicada: 26/07/2019 00:00:00

Por Giuliano Candoni



Mendoza es la tierra del vino en Argentina. Pero además es un lugar magnífico para ir de vacaciones. Muchas personas dirían que es un lugar hermoso para vivir. Sin embargo, un jugador prefirió atravesar el océano Atlántico y partir rumbo al viejo continente.

Las oportunidades no se dan muchas veces en la vida y la de Lucas Masoero fue una que no pudo dejar escapar. En 2018, el futbolista jugaba para Deportivo Maipú, elenco que militaba en el Federal A, cuando el presidente de un club búlgaro aprovechó su estadía en Mendoza para ir a ver fútbol. El mandamás de la institución era nada menos que Hristo Bonev, leyenda del fútbol de Bulgaria en la década del 70 y el segundo máximo goleador de su selección.

Un par de encuentros le bastaron a Bonev para quedar fascinado por Masoero y ofrecerle ir a jugar a Bulgaria. Una oportunidad que Lucas no dejó pasar. Actualmente, el defensor de 24 años defiende los colores de Lokomotiv Plovdiv.



SA-¿Cómo es tu día en Bulgaria? ¿Con quiénes vivís, qué hacés en el tiempo libre?

LM- Vivo solo en un departamento y cuando tengo tiempo libre me gusta salir a conocer la ciudad o ir al cine a ver películas.

SA- ¿Qué es lo que más te gustó y lo qué menos te gustó del lugar? ¿Qué cosas te sorprendieron? ¿Qué similitudes y diferencias hay con Argentina?

LM- Me gusta mucho la ciudad porque tiene mucha historia y arquitectura antigua. Lo que no me gusta es que la gente sea tan seria y no muestren felicidad en sus caras.



En la actualidad, el equipo de Masoero está jugando la ronda de playoff para clasificar a la Europa League, el segundo torneo más importante de clubes en Europa.

SA- ¿Cómo se te dio la oportunidad de llegar?

LM- El presidente del club estaba en Mendoza, fue a ver un partido y le gustó como jugué. Se contactó conmigo y fue a ver un par más de encuentros y allí me ofreció venir a Bulgaria.

SA- ¿Alguna anécdota que puedas contar que te haya pasado allá?

LM- Cuando llegué al país fui a cenar solo a un restaurante y pedí un plato de arroz y el mozo me dijo con la cabeza que no, entonces pedí un plato de pollo y me volvió a decir que no. Entonces opté por unos fideos y me dijo “yes”, cuando trajo lo que había ordenado me trajo el arroz el pollo y los fideos. Ellos hacen el movimiento con la cabeza al revés, cuando para nosotros es no para ellos es sí y lo mismo al contrario.

SA- ¿Cómo te llevás con el idioma en Bulgaria? ¿Qué costumbres del país adoptaste?

LM- Estoy aprendiendo el idioma pero es muy difícil, aprendí a leer sus letras pero me cuesta entender todo lo que leo. Me acostumbré a decir el sí y el no con la cabeza como ellos. Y también a dejar las zapatillas afuera de casa cuando llego.

SA- Además de la familia, ¿qué es lo que más se extraña?

LM- Se extraña mucho los amigos, y la forma de juntarnos a reírnos entre varios. Acá se juntan entre 2 o 3 como máximo y no comparten mucho.



En el fútbol argentino, Masoero defendió los colores de varios clubes de Mendoza, entre los que destacan Independiente Rivadavia y Deportivo Maipú. Dos instituciones por las que guarda un cariño especial.

SA-¿Cómo fue el salto del ascenso argentino al fútbol exterior? ¿Costó mucho? ¿Es muy diferente el fútbol?

LM- Costó al principio la adaptación por el idioma, y por la forma de entrenamiento. También el clima influye mucho cuando empieza el invierno y tenés que jugar con nieve. La diferencia es que no hay tanto roce en los partidos y también son muy estructurados para jugar, llegan por las bandas y tiran el centro.

SA-¿Seguís la campaña de Independiente Rivadavia o de Deportivo Maipú? ¿Continúas en contacto con ex compañeros?

LM- Seguí mucho las campanas de independiente y Maipú, son clubes que quiero mucho y que espero volver a tener revancha en alguno de los dos o en los dos. Sigo hablando con mis compañeros, estos clubes me han dado muy buenos amigos y siempre estoy en contacto.

SA-¿Tenés pensado un regreso en algún momento?

LM- Por ahora pienso en seguir en Europa lo más que pueda. Obviamente que después quiero tener esa revancha en Independiente, pero el tiempo lo dirá. Por ahora sigo en Europa.

comentarios

notasanteriores